INDEPENDENCE DAY

A menos de 24 horas de la celebración del referéndum independentista, disfrazado de consulta, disfrazada de iniciativa de participación ciudadana, aún no sabemos lo que ocurrirá en esa comunidad autónoma gobernada por un niño pequeño con una pataleta llamado Artur Mas. Y es que nos encontramos una vez más ante la incompetencia de un Gobierno incapaz de mantener el orden.

Tras la diada del 11 de septiembre de 2012 en el que miles de personas se manifestaron pidiendo la independencia de Cataluña, el President Artur Mas comparece en el congreso de los diputados pidiendo un estado propio para su Comunidad.

En estas tres últimas líneas que he escrito el señor President de Generalitat Calatana se ha limpiado el culo con la Constitución, literalmente, ignorando los preceptos básicos y violando el artículo 1 de la Carta Magna por la que la soberanía nacional reside en el pueblo español en su conjunto.

Para refrendar su posición y bajo los argumentos de historia inventada por ideólogos de Esquerra Republicana entre otros eruditos por los que aseguraban que España les roba, Artur Mas adelanta las elecciones y celebra los comicios autonómicos Catalanes el 25 noviembre a modo de elecciones plebiscitarias como muchos han querido ver y por las que ganaron las fuerzas independentistas, no sin dejarse un buen puñado de votos en el camino en favor de ERC, lo que le obligó a formar gobierno con la formación de Oriol Junqueras bajo la condición de la celebración de un referéndum soberanista. Aquí es donde comienza la pesadilla de Mariano Rajoy, sobre todo cuando a principios del siguiente año el Parlament aprobó la declaración que impulsa el derecho a decidir.

Y aquí ya entramos en una espiral en la que pocas cosas parecen lógicas.

Es obvio que vivimos en un Estado de Derecho, democrático y libre en el que todos tenemos derecho a decidir, pero a decidir ¿qué? o ¿quién? Lógicamente se pueden decidir muchas cosas, pero nuestra Constitución dice claramente lo que no, y una de esas cosas que no, es la declaración de independencia unilateral de una parte de España.

Digo yo que como ciudadano español, tan español como cualquier catalán también tengo ese derecho a decidir que ha impulsado el Govern. Cualquiera de los habitantes de este país mayores de 18 años tenemos derecho a decidir sobre el futuro de una parte de España. Sería más que razonable que ese referéndum se celebrara a nivel nacional, ya que un referéndum solo lo puede convocar el gobierno central. Los pasos a seguir serían estos:

  • Decisión por mayoría de la celebración de un referéndum constitucional.
  • Una vez aprobado, referéndum para reformar el artículo de la constitución que corresponda.
  • Si la respuesta de los ciudadanos es Sí , el siguiente paso es la decisión por mayoría parlamentaria de la celebración de un referéndum soberanista en Cataluña en la que solo decidieran los catalanes.

Como ninguno de esos pasos se ha dado, la única opción sería que el Parlamento Español convocara un referéndum a nivel nacional sobre la independencia de Cataluña, pero como el Gobierno del PP tiene mayoría absoluta y cuenta con el apoyo del PSOE y no están dispuestos, no se puede, no hay más. El día que el señor Artur Mas obtenga la mayoría absoluta en el Parlamento español podrá convocar los referéndums que quiera, hasta entonces tendrá que acatar las leyes.

En el momento en que el Tribunal Constitucional suspendió dicha declaración y el Govern decidió seguir adelante, el Presidente del Gobierno debería haber tomado medidas drásticas, coger el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía a Cataluña. No lo hizo, por lo tanto el proceso independentista siguió y Artur Mas, presionado por sus socios de Gobierno, decidieron fijar una fecha para dicho referéndum y como colofón hace un par de meses se aprobó la famosa ley de consultas que también fue impugnada por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional y posteriormente suspendida.

De modo que nos encontramos con todos los procesos que quería el Govern, suspendidos, así que la solución que han encontrado ha sido realizar un proceso de participación ciudadana, sin censos, sin colegios electorales, sin NADA, con unas garantías democráticas nulas y que debido a la falta de control, saldrán unos resultados que nada tendrán que ver con la realidad (se puede votar las veces que quieras simplemente yendo a otro punto a votar). Para eso hubiera sido preferible la consulta original, que al menos hubría arrojado unos resultados más fiables, pero estos le darán la razón a Mas, en caso de celebrarse, ya que el Gobierno finalmente se ha echado para atrás (como siempre) y está dispuesto a permitir la consulta si la Generalitat no interviene. Y todo el mundo sabe que la Generalitat va a intervenir y el Gobierno español va a hacer la vista gorda.

Así que que finalmente estamos ante un Presidente como Artur Mas que quiere la independencia de su región porque considera que España les roba. Supongo que su memoria no alcanza a recordar que cierto exPresident de su partido ha trincado miles de millones de euros en el caso Convergencia (mal-llamado caso Pujol). 30 años llevándose el dinero de todos los Catalanes y todos los españoles para que el el gafapastas de Mas nos venga a decir que España les roba.

Todo un sinsentido que por supuesto han aprovechado los partidos que están babeando de poder como IU y Podemos. Ellos están siempre a favor de todo acto populista y en contra de toda responsabilidad institucional. Se saltan las leyes que hagan falta. Ellos van siempre al árbol que mejor sombra da, allí dónde puedan arañar votos, y a menudo usan como argumento nada más y nada menos que el proceso independentista de Escocia. No voy ni a perder el tiempo en explicar la diferencia entre un país y una comunidad autónoma porque es absurdo.

Está más que claro que el que roba, pero democracia, una vez más, es quien amparándose en el derecho a decidir, niega ese mismo derecho a millones de habitantes de las otras 16 Comunidades Autónomas que tenemos exactamente el mismo derecho a votar.

Pero España por desgracia es “asíN” un cúmulo de incoherencias y jamás tendremos solución.

Deja un comentario en: “INDEPENDENCE DAY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR