TSIPRASMAN O LA ESPERADA VIRTUD DE BAJARSE LOS PANTALONES

varufakis
El Ministro de Finanzas Griego , Yanis Varufakis

Tras la holgada victoria de Syriza el pasado 25 de Enero en las elecciones Griegas, un nuevo tiempo se abría para los habitantes del país heleno, un tiempo lleno de esperanza que iba a poner fin a años de austeridad y recortes. O al menos eso prometía Alexis Tsipras. Y es que tras un mes de negociaciones del Ministro de Finanzas Varufakis con la UE, finalmente ha quedado constatado lo que todo el mundo sabía y esperaba, excepto los votantes de Syriza y Podemos: Que las promesas del Primer Ministro griego solo eran humo para llegar al poder. Tsipras ha pasado por el aro, frente a la firme oposición de sus acreedores y ante los intentos de chantaje del Ministro de Finanzas. Cuando debes ingentes cantidades de dinero, las condiciones las pone el prestamista no el deudor y Grecia quiso cambiar las reglas del juego. Pero , como era de esperar, le ha salido el tiro por la culata.

Tsipras no reconocía la Troika, ahora parece que ya sabe lo que es y ha aceptado con el rabo entre las piernas que “Las Instituciones” sigan presentes en el país balcánico. Tsipras estaba dispuesto a no continuar con las exigencias de sus acreedores y a impagar la deuda si fuera necesario. Ahora ya se ha comprometido a cumplir con sus responsabilidades y a devolver todo lo prestado. Todo esto le supondrá incumplir el 80% de todo lo que prometió a sus votantes. Y es que prometer es gratis y al final lo que tienen los griegos es un gobierno populista y de izquierda radical que seguirá la misma senda reformista, de austeridad y recortes que el anterior.

El Gobierno de Syriza tendrá que elaborar una serie de propuestas que tendrán que ser aceptadas por el Eurogrupo a cambio de prolongar el rescate financiero durante cuatro meses más. ¿Qué opciones tenía si no? Hay que recordar que Grecia no tiene acceso a los mercados y que sobrevive gracias a la ayuda de la UE ya que , para aquellos eruditos que defienden una quita para Grecia cómo solución a todos sus males, hay que recordarles que ya se le concedió una quita de nada más y nada menos que de 100 mil millones de euros, lo que evitó la quiebra del país. De modo que la situación es la siguiente:

  • A Grecia se le concedió una importante quita.
  • A consecuencia de esto los acreedores privados cortaron el chorro y la UE pasó a ser el principal prestamista de Grecia.
  • Se le concedieron enormes facilidades en contraposición a España, por ejemplo. Intereses muy bajos, vencimiento muy a largo plazo, reestructuraciones etc.
  • Y aún así , Tsipras dice que quiere gastar más, que no quiere devolver el dinero, que quiere otra quita y que además le sigan prestando.

Es normal que a Merkel se le haya agotado la paciencia después del mamoneo y los intentos de chantaje y burlas del Gobierno heleno. La última de Tsipras: Exigir a Alemania el pago de las reparaciones de la Segunda Guerra Mundial. Demencial.

Pero finalmente Tsipras ha tenido que agachar la cabeza, callar y cumplir. Todo el pecho que sacó al día siguiente de ganar las elecciones , lo ha vuelto a meter hacia dentro , pero solo ante sus socios europeos, porque ante sus votantes no ha dudado en mentir de una manera descabellada vendiendo la bajada de pantalones como una victoria, algo parecido a lo que hizo Rajoy con el rescate financiero en 2012. Aunque es cierto que el de España fue un rescate light , puesto que era una ayuda sin condiciones, no muy cuantiosa y no implicaba la visita de los hombres de negro.

En definitiva, todo sigue igual. Quizás el problema no es tanto la Troika si no la irresponsabilidad del sur de Europa al cumplir sus compromisos.

Irlanda fue rescatada en 2010 y actualmente es el país de la UE que más crece. El desempleo ha bajado drásticamente y ya no necesita ningún tipo de ayuda financiera. ¿Por qué? Porque la cultura del norte es distinta, el sentido de la responsabilidad y el ahorro es inherente a estos países. No ocurre lo mismo con el sur de Europa , de donde vienen todos los problemas de la UE. Y esto es consecuencia de las enormes diferencias entre los dos bloques que conforman la Unión. Es envidiable visitar Alemania, Reino Unido, o Francia y observar que la moderación forma parte de la vida política. Existen partidos conservadores y los partidos de izquierdas son socialdemócratas. Aquí nuestros partidos de izquierda son comunistas y marxistas mirando hacia América Latina o la antigua URSS. Hasta el PSOE , el partido referencia de la socialdemocracia en España está empezando arrimarse a estos postulados. Y una derecha carcomida por la corrupción (al igual que la izquierda) y sin ningún tipo de conciencia social, a pesar de haber conseguido que la economía española esté poco a poco saliendo del oscuro agujero en el que se encontraba.

Volviendo a Grecia, es obvio que esto supondrá un antídoto infalible contra el populismo chavista que sufrimos en España y que afortunadamente ha tocado techo. Pero eso no significa que no se puedan dar pactos aberrantes que los puedan encumbrar a La Moncloa. Por suerte, el antídoto tiene aún unos 8 meses para hacer efecto.

Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR