LA MUJER QUE NO PODÍA REINAR

Dos meses después de las Elecciones, Susana Díaz no consigue la investidura como Presidenta de la Junta de Andalucía. Un escenario inaudito en la democracia española.

Ayer asistimos a la tercera votación de investidura de la Presidenta de la Junta de Andalucía y , como era de esperar, de nuevo el resultado ha sido un rotundo “no” por parte de todos los partidos del arco parlamentario.

El bloqueo que sufre ahora mismo la investidura Susana Díaz solo es la antesala de lo que ocurrirá a partir del próximo 24 de Mayo en los Parlamentos Autonómicos de toda España.

No hay duda de que el PP se está cobrando lo que ocurrió en 2011 cuando el pacto entre PSOE e IU impidió gobernar a la lista más votada que fue el Partido Popular y también es evidente la estrategia de Ciudadanos y Podemos, que es llegar vírgenes al menos a los comicios de la próxima semana. Pero esta estrategia de pérdida de virginidad y evitar decantarse hacia un lado es posible que se alargue hasta rozar el límite de convocación de nuevas elecciones, ya que la meta de todos es llegar lo mas puros posible a las Generales  puesto que de los pactos que surjan dependerá el decepcionar o no a su electorado. El resultado será una decena de parlamentos ingobernables ,pues la única mayoría absoluta que se prevé es de la de Castilla y León por parte de los Populares. Absolutamente todos necesitarán pactos u apoyos para gobernar, ya sea PP-C’s, PSOE-Podemos, o PSOE-C’s.

Es muy posible que hasta Julio no conozcamos al Presidente de cada Comunidad Autónoma ya que lo ocurrido en Andalucía se repetirá en todas las regiones que concurren a los comicios. Ni Podemos ni Ciudadanos querrán decantarse hacia un lado de la balanza y ambos aguardarán a ver quién es el primero en hacerlo para poder rápidamente usarlo para atacar. Pero lo cierto es que Podemos tiene pocas opciones. Su única alternativa de pacto es el PSOE ,es inútil que intenten jugar al despiste. Al contrario que ocurre con C’s que se espera tanto que sea bisagra de los populares como de los socialistas y teniendo en cuenta que Albert Rivera ha puesto sobre la mesa la condición de la celebración de primarias para iniciar conversaciones, es previsible que los pactos se decantarán hacia el partido de Pedro Sánchez. Lo único claro es que se hará todo lo posible por desalojar al PP de los Gobiernos autonómicos aunque ello implique tripartidos imposibles. Tampoco es descartable que en las comunidades y municipios en que puedan sumar más que los dos grandes partidos se den alianzas entre C’s y Podemos.

La situación en Madrid tampoco dista mucho de lo que ocurrirá en el resto de Parlamentos, con la excepción de que es más que probable que Esperanza Aguirre obtenga la mayoría absoluta por mucho que las encuestas le alejen de ello. Si no la consigue , muy cerca quedará y puesto que las investiduras de los ayuntamientos no funcionan de la misma forma que las autonomías, a menos que se produzca un improbable tripartido Podemos-C’s-PSOE, Esperanza Aguirre será alcaldesa Madrid. Cifuentes lo tiene más difícil ya que un simple pacto entre PSOE y Podemos haría a Gabilondo o José Manuel López Presidentes de la Comunidad.

Pero todo esto es una gran noticia para España ya que se inicia un nuevo periodo en nuestro país: el del fin de las mayorías absolutas y el inicio de la sana cultura de pactos tan habitual en nuestros vecinos de Europa, sobre todo en los aclamados países nórdicos dónde es normal ver a los partidos coaligados en diferentes alianzas.

La actitud hostil de los votantes de las distintas formaciones ante los posibles pactos solo es explicable desde el punto de vista de una sociedad que no está acostumbrada a esto. La inexperiencia de ver a las formaciones unirse para formar gobiernos desconcierta cuanto menos y hace que los votantes se desencanten si su partido pacta con uno u otro, cuando debería ocurrir lo contrario. La diferencia radica es que los pactos que se han dado hasta entonces en España han sido para repartirse cargos y carteras, no propuestas y exigencias, como el formado por PSOE e IU en 2011 donde IU accedió a aliarse con los socialistas a cambio de tres consejerías. La consecuencia de haber pactado sillones y no programa fue el continuo enfrentamiento entre los dos partidos del Gobierno Andaluz. Y la gente tiene ese concepto arraigado. Algo completamente normal.

Pero volviendo a Andalucía, es evidente que lo que en principio parecía un golpe de efecto de Susana Díaz y la consecución de su objetivo que era dotar de estabilidad a su gobierno ha terminado convirtiéndose en una pesadilla para ella, ya que ha conseguido justo lo contrario: una mayor inestabilidad y dejar a la región durante dos meses con un gobierno en funciones que aún no tiene asegurada la no celebración de nuevos comicios. Quizás el problema estuviera en que la Presidenta de la Junta pensaba que conseguir apoyos iba a ser tan sencillo como ocurrió con IU cuyo pacto se fraguó en un día.

Insisto, seamos coherentes, no criminalicemos a los partidos por esto siempre y cuando aparte de cargos pacten exigencias y propuestas, aunque ya se encargarán los distintos medios de comunicación en usar esas alianzas para desprestigiar a uno u otro partido. Aconsejo a los votantes informarse directamente en la fuente antes de decidir retirarle su voto a su partido por el hecho de apoyar a una formación u otra.

Votar a C’s no es votar al PP si finalmente el partido de Rivera pactara con los populares , ya que si eso ocurriera, una parte del programa de Ciudadanos estará en el Gobierno del PP, por lo tanto esos votantes estarían representados en ese gobierno. Y lo mismo ocurriría con una posible alianza entre PSOE y Podemos, o cualquier otro posible pacto con los partidos emergentes.

Andalucía está siendo el laboratorio de pruebas de este nuevo escenario político inédito en nuestro país. Una situación que quedará desbloqueada en cuanto todos los partidos se sitúen después del 24M. De modo que aprovechemos esta nueva etapa porque esto solo hará enriquecer una democracia que cada vez está más en evidente decadencia.

Saludos.

Foto: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR