LA IMPORTANCIA DE UN BUEN TRAILER CINEMATOGRÁFICO

El cine patrio siempre ha sido tremenda y justamente denostado a lo largo de los años, especialmente por culpa del franquismo, cuando el landismo y el ozorismo inundaba las salas de toda España y apenas se consumía cine extranjero.

Desde entonces quedó instalado en el subconsciente del productor español la idea de que el cine no necesita publicidad para triunfar. Y algunas veces así ocurre, aunque son muy pocas y debes  tener un producto realmente bueno y potente para que el boca-oreja te haga la campaña gratis.

Mientras que en EEUU son expertos en esto de venderte la moto aunque la película resulte ser un bodrio realmente infumable, en España seguimos con la mente cerrada a cal y canto aunque hoy en día bastante menos que antaño. Y es que la llegada de jóvenes productores, directores y talentos en general que han mamado cine extranjero durante toda su vida, ha hecho abrir las miras y empezar a copiar algunos modelos de marketing que pedían a gritos ser importados a nuestro país.

Quizás el pionero en las campañas publicitarias agresivas fuera el creador de la saga española más taquillera de la historia: Santiago Segura, que con sus Torrentes ha conseguido recaudar más de 70 millones de euros.

El primer paso para esto es destinar una gran parte del presupuesto de tu película a promoción, algo que no ocurre en España ya que se gasta casi todo en la producción de la película dejando para publicidad una ridícula cantidad que apenas da para un par de anuncios en radio. El segundo paso es realizar un teaser potente. En esto los americanos son expertos. Dejarte con la miel en los labios con pequeñas piezas de segundos en las que unas veces ni siquiera se muestra un solo fotograma de la película aunque otras sí. Esto suele hacerse sobre todo con estrenos muy esperados, secuelas o remakes.

Tras el teaser llega normalmente el trailer. En España cada vez se está prestando más atención a este tema en el que los americanos siguen siendo los reyes absolutos realizando espectaculares trailers que te dejan con la boca abierta, aunque finalmente la película no cumpla las expectativas… Pero la entrada ya la has pagado, es lo que les importa.

Hace unos diez años el entonces prestigioso M. Night Shymalan, director de la megataquillera “El Sexto Sentido” estrenó “El Bosque”. El caso de esta película es especialmente conocido puesto que se vendió el film como algo que realmente no era. Tanto los spots para televisión, como el cartel  y el trailer pintaban una película de terror que parecía seguir la estela de las anteriores producciones del director. Pero no era así. “El bosque” era un drama, una película inteligentísima eso sí, pero nada que ver con el género de terror, aún así los productores y directores de campaña publicitaria pensaron, erróneamente, que era mejor engañar a la audiencia para atraer a un determinado público objetivo que no se correspondía con la temática del film. La película provocó tal decepción y cabreo entre la audiencia que  Shymalan no volvió a levantar cabeza en la industria de Hollywood.

Después tenemos los casos contrarios. Grandes películas que auguraban un éxito seguro hundidas por una penosa campaña publicitaria y un trailer que no supo aprovechar todo el potencial de la producción en sí.

Aunque tu película sea una castaña insoportable, tienes que venderla como sea. Lo hecho hecho está y si para eso tienes que usar los dos minutos del trailer para mostrar las únicas imágenes del film que merecen la pena, no te quedará más remedio que hacerlo, pero nunca engañar a la audiencia dirigiéndote a un público objetivo que en realidad no es el de tu película. Si haces terror, debes vender terror. Si haces comedia debes vender comedia. Y así con todos los géneros cinematográficos.

Y lo más importante: dedicarle a la campaña publicitaria tanto o igual esfuerzo que el que se le ha dedicado a la producción de la película. De nada sirve hacer la obra del siglo si no la das a conocer, creas expectativas y elaboras un buen hype que haga desear al espectador dejarse en la taquilla 9 euros para pasar dos horas viendo algo que has hecho.

2 thoughts on “LA IMPORTANCIA DE UN BUEN TRAILER CINEMATOGRÁFICO

  • 10 junio, 2015 en 11:36
    Permalink

    Muy buen post, Isaac. Bien explicado y claro. Con buen contenido y bien ejemplificado. Sigue así, esperamos el siguiente…

    Responder
    • 10 junio, 2015 en 12:09
      Permalink

      Muchas gracias Fernando. Sí, ya estoy preparando el siguiente, ¡Espero que os guste!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR