Artur Mas insulta y se burla de media Cataluña

Artur Mas convoca de nuevo elecciones para el 27 de Septiembre donde se presenta en una lista única independentista y amenaza al Gobierno con proclamar la independencia de Cataluña en un plazo de 18 meses.

Tras la histórica ruptura entre Convergencia Democrática y Unió, tras más de 30 años de coalición, Artur Mas tenía vía libre para proseguir en solitario junto a Junqueras su demencial viaje hacia la imposible independencia mintiendo a los catalanes sin ningún pudor.

Las Elecciones Catalanas del 27 de Septiembre se presentan en clave de plebiscito y para ello el President ha decidido crear una lista unitaria para aglutinar a todos los independentistas y así conseguir la secesión en un periodo máximo de 18 meses.

A esa lista concurren, por supuesto, CDC y ERC además de varias asociaciones y organizaciones independentistas. A pesar de que, en caso de ganar, Artur Mas sería el Presidente de la Generalitat, el cabeza de lista será un independiente: Raúl Romeva.

El histórico socio de Convergencia, Unió, se ha desvinculado de esta lista pues lo que ellos defienden es la legalidad de un proceso siempre consensuado con el Gobierno Central y dentro de la UE. Una moderación que siempre ha caracterizado a Durán i Lleida. Pero lo que pretende Artur Mas es la declaración unilateral de independencia rompiendo y violando todos los principios constitucionales y que seguramente le llevará si no al banquillo, a la suspensión de la autonomía por parte del Gobierno. Siempre que ese Gobierno siga siendo el PP. No hay duda de que, si a partir de Noviembre el poder lo toman el PSOE o Podemos o los dos juntos, Cataluña será independiente, pues necesitarán el apoyo de Convergencia para las investiduras y es evidente que lo pedirán como contraprestación.

Artur Mas insulta y se burla así de la mitad de los ciudadanos de Cataluña que no apoyan una secesión. Un Presidente que solo lo es para los separatistas dejando huérfanos a millones de catalanes y que bajo una historia inventada y un adoctrinamiento infantil ha conseguido desatar el odio y la división.

Aparte de esta lista se encuentran otros dos bloques: los ambiguos, es decir, Podemos (que concurre con ICV) y PSC. Podemos defiende el derecho a decidir reconociendo a Cataluña como un sujeto soberano, o en otras palabras:  apoyan la independencia pero en su eterno ejercicio de quedarse siempre en medio de todo para captar votos. Y el PSC que no se sabe ni lo que defiende, de ahí que su papel en Cataluña sea meramente testimonial. Por otro lado están los que abiertamente apoyan la pertenencia de Cataluña en España: PP y Ciudadanos. Si el PSC tiene un papel irrelevante, el PP lo tiene más aún. Pero Ciudadanos podría dar la campanada el 27S, pues algunas encuestas situaban a la formación de Albert Rivera, liderada por Inés Arrimadas en Cataluña, muy cerca de ganar las elecciones.

Lo incomprensible no es que una cierta parte de Cataluña quiera la independencia sino que deseen que Artur Mas sea el líder de ese proceso. Da la impresión de que a esos ciudadanos no les importa los recortes brutales en sanidad y educación –los peores de España- del señor Mas. Ni que Cataluña sea la región con mayor tasa de pobreza infantil mientras el Presidente se gastaba millones en una consulta que no sirvió para nada o es acuciado por el caso Pujol, recordemos, el caso de corrupción más grave de la historia de nuestro país. Sí, más incluso que los ERE (que es el segundo) o la Gürtel.

Ya hablé sobre ello en este artículo – click–  pero vamos a explicar de nuevo los pasos necesarios y legales para que el señor Mas consiga su objetivo por lo que si el PP hubiera aplicado la ley, el President ya estaría encausado por desobediencia y Cataluña tendría suspendida su autonomía.

  • Decisión por mayoría en el Congreso de los diputados de la celebración de un referéndum constitucional.
  • Una vez aprobado, celebrar este referéndum para reformar el artículo de la constitución que corresponda.
  • Si la respuesta de los ciudadanos es Sí , el siguiente paso es la decisión por mayoría parlamentaria de la celebración de un referéndum soberanista en Cataluña en la que solo decidieran los catalanes.

Sin seguir estos pasos, la única opción es que el Govern de Cataluña llegue a un acuerdo con el Gobierno Central para la celebración de un referéndum, pero nacional, en el que todos los españoles pudieran decidir sobre la pertenencia o no de Cataluña en España. Pero esa no es una opción para Mas, pues sabe que ese referéndum sería fatal para sus aspiraciones secesionistas.

El manido derecho a decidir que promulgan los líderes independentistas no es más que una burda manipulación para hacer creer que les quieren quitar su derecho a ejercer la democracia cuando la realidad es que son ellos los que amenazan con privar a toda España de ese derecho a elegir si queremos que una parte de España deje de formar parte de ella. Y más teniendo en cuenta que según las últimas encuestas los independentistas no llegan ni al 40%. Pero Mas tenía guardado un as bajo la manga y es dejar votar en ese hipotético referéndum (como ya lo hizo en la consulta) a los menores de hasta 16 años. Es evidente que entre los menores, y más de esa edad, hay una enorme mayoría independentista pues el adoctrinamiento en colegios e institutos ha sido primordial para conseguir este objetivo y saben que incluyendo en el censo a estos jóvenes tienen la mayoría asegurada.

Artur Mas está en un callejón: si no consigue la mayoría absoluta con su “lista unitaria” está abocado al fracaso una vez más. Tres elecciones en menos de cinco años en las que el Presidente no ha parado de desafiar al Gobierno una vez tras otra y estos se lo han consentido una vez tras otra. Esperemos que esta sea la definitiva.

Isaac Parejo

2 thoughts on “Artur Mas insulta y se burla de media Cataluña

  • 24 julio, 2015 en 13:21
    Permalink

    Han llegado donde estan, gracias al resto de España, y ahora quieren quedarse con el territorio, por las buenas. Y total, por politicos tan miserables y corruptos que el resto de España.
    Mejor que se compren una isla con el dinero robado por los Pujol, la llamen “Isla catalana”, y se vayan. España puede sobrevivir sin catalanes, pero el territorio se queda donde esta, porque lo hemos pagado entre todos.
    El “idioma” catalan es malsonante, de malgusto, desagradable al oido. Cualquier “tia buena”, se convierte en “tia fea”, si habre la boca para hablar en catalan.
    Ya se que es una opinión de ataque gratuito, pero es que estoy hasta los mismisimos… de que se sobrevaloren cosas desagradables. solo por herencia cultural. Más bien, sub-cultural, diría yo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR