Tsipras y el fin del populismo

Tsipras dimite y con él todo su gobierno en bloque tras las presiones internas de su partido por haber traspasado todas las líneas rojas que fijaron en su programa electoral.

Tsipras ha claudicado, o al menos eso se deduce por la dimisión del Primer Ministro en el día de ayer, la dimisión más extraña de la historia, pues se volverá a presentar a las Elecciones que ha convocado para el 20 de Septiembre. El populismo sufre un duro revés en Grecia, aunque no hay que subestimar a Tsipras. No es casualidad que estas elecciones sean convocadas justo después de cerrar el tercer rescate y tampoco sería de extrañar que sea otra de las artimañas de Alexis para jugar a despistar a Europa como ya hizo con el referéndum y coger aire para volver a liarla.

El líder populista vuelve así a pasarle la pelota a los griegos. Un presidente que se ha mostrado incapaz y que en ocho meses no ha hecho absolutamente nada por Grecia más allá de provocar un corralito financiero, una profunda recesión y conseguir otro rescate bajo unas condiciones durísimas que no se hubieran dado si no hubiera estado jugando a las canicas con sus socios europeos.

Tsipras ha entendido mal el significado de la palabra “gobernar”. Gobernar no es someterlo todo a votación del pueblo. Gobernar no es obligar a la población a decidir sobre cuestiones económicas complejas, pues el ciudadano no está en las reuniones con Bruselas y siempre elegirá la opción menos dolorosa para él y no la más beneficiosa para el país. Gobernar consiste también en tomar decisiones impopulares. Pero tratándose de un gobierno populista, esa misión es completamente imposible. Tsipras dice que ha agotado su programa electoral, un programa que no ha cumplido, y por eso necesita renovar su confianza en las urnas.

Las elecciones del 20 de Septiembre serán un completo fraude. Tsipras no necesita renovar su confianza en las urnas porque ya lo hizo en ese referéndum en el que “El pueblo” le dio plenos poderes para desobedecer a la Troika y no lo hizo.

Una sucesión de vaivenes, impagos, corralito, referéndum, ahora cumplo, ahora no cumplo y mientras, la UE respirando hondo y tolerando las amenazas del Presidente Heleno. Hasta el punto de que, tras haberse reído en la cara de media Europa, aun así, le han concedido el tercer rescate que pidió. Nadie le obligó, lo solicitó él mismo.

¿QUÉ DICE PODEMOS?

El papel que tiene Podemos en este asunto es crítico, dando un torpe paso en apoyo a Tsipras en vez de arropar al ala escindida de Syriza que apoya acatar el resultado de ese referéndum fraudulento que convocó el Gobierno en el que hicieron todo lo contrario a la supuesta voluntad popular. Con esta decisión, Podemos refrenda las políticas de Tsipras: las privatizaciones, el recorte de pensiones, de funcionarios etc. Es decir, apoya las políticas que ellos mismos critican en España.

La escisión en dos de Syriza consiste, por un lado, en el bando fiel a Tsipras, el de la senda de reformas y bajada de pantalones tras haber chuleado a toda Europa; y el ala radical, el que defiende el impago y desobedecer a la Troika – supuestamente ésta última debería ser la más afín a Podemos-. Si el día 20 de Septiembre gana las elecciones este ala radical del partido, ¿con quién se posicionará Podemos? Seguramente cambie de parecer y Tsipras ya no le parezca tan loable como ahora.

LAS OPCIONES DE LOS GRIEGOS

Las elecciones del 20 de Septiembre no son unas elecciones, son una falta de opciones. A la población ya no le queda partidos a quién votar. Solo los nazis de Amanecer Dorado. Por lo tanto es más que seguro que Tsipras volverá a ganar gracias a una más que segura altísima abstención, pues los griegos están cansados de que les llamen a las urnas para que luego hagan de su capa un sallo. Aunque es cierto que la solución menos dañina sería volver a un gobierno de Nueva Democracia, unos inútiles de facto como Syriza o el PASOK, pero al menos son los únicos que han conseguido que Grecia estuviera creciendo y asomando la cabeza del hoyo infecto en el que estaba. Y sí, en el que ellos mismos contribuyeron a meterla.

Por otro lado no hay que olvidar que Tsipras no es tonto. Y esto podría ser otro movimiento y otra jugarreta para volver al impago y a la crisis que ha provocado estos meses si tras ganar las elecciones se rebela otra vez contra las instituciones, pues ya ha recibido dinero para aguantar unos cuantos meses más y así poder chulear a Europa hasta las elecciones en España, las cuales Tsipras espera como agua de Mayo. Pero ignora que su partido hermano no tiene ninguna posibilidad de ganar los comicios en nuestro país.

LA CAÍDA DEL POPULISMO

El populismo consiste en dar soluciones simples a problemas complejos. La inmensa mayoría de la población no tiene extensos conocimientos económicos, tienes que adaptar tu discurso a la mente más simple a la que te diriges, como decía Goebbels. Los comunistas y la izquierda en general son especialistas en este menester. Tienen gran capacidad de movilización, pues su discurso consiste en tratar a los ciudadanos como una masa uniforme, en hablar de las necesidades del pueblo como si todos los ciudadanos fuéramos uno solo y no seres individuales con deseos, anhelos y necesidades distintas. Es su deseo de colectivización, el del intervencionismo atroz, el de decirle al pueblo que ellos no saben gestionar su dinero y que está mejor en manos del Estado. Tratar al ciudadano como un inútil y un animal al que dirigir y decirle qué y cómo tiene que planificar su vida. Les produce inquina que las personas piensen por sí mismas. El pensamiento individual es un arma peligrosa para la izquierda pues es la razón fundamental de la disidencia. Era la causa principal de que el socialismo siempre se haya dedicado a construir muros para que su población no escape. Bajo un halo de democracia se esconden estos movimientos populistas y de izquierda que absolutamente nada tienen que ver con la sana socialdemocracia europea – en esto último ya no está incluido el PSOE-.

El populismo está llegando a su fin porque ha aprovechado la crisis más grave en 70 años para que todo el mundo pueda verle la patita. En Venezuela, Nicolás Maduro está a punto de ser derrocado con una población que ya no aguanta más la dictadura bolivariana, en Brasil miles de personas se manifiestan en contra de Dilma Roussef. En Argentina la corrupción acucia al gobierno de Fernández de Kirchner y la amenaza de una nueva crisis económica sobrevuela al país. Y Cuba ya ha abierto los brazos al capitalismo con la reapertura a EEUU.

La UE ha demostrado con Tsipras que el comunismo no tiene cabida en la Europa del siglo XXI. Esperemos que no lo tenga que demostrar otra vez con Iglesias.

Isaac Parejo

2 thoughts on “Tsipras y el fin del populismo

  • 3 septiembre, 2015 en 12:37
    Permalink

    Que mania de relacionar el Comunimo con dictadura. En un Comunismo nacido en democracia, no tiene cabida ninguna dictadura. Todo puede cambiar cada 4 años.
    Hoy en día, como ya se ha exlicado hasta la saciedad, no se trata de izquierda y derecha, sino de arriba y abajo. Por desgracia, siempre han mandado y dominado los de arriba. Incluso en ese “Comunismo” clásico, habia un “arriba” también. Por tanto no es Comunismo autentico.

    Tsipras, ha sido algo ingenuo. Si hubiese aceptado la oferta de Rusia, hoy tendría bases militares rusas a cambio de 0 deuda económica. Pero le bastaba con avisar a la UE, que tenbia intencion de aceptar la oferta rusa, para acabar con la deuda o gran parte de ella. Seguro que los USA estarian dispuestos a pagar la factura de Grecia.
    Seguramente no sabemos toda la verdad de lo que hay detrás. Puede ser un paripé, como tantos otros han habido en la historia, para dar ejemplo de que las deudas se pagan y que nadie se escapa. Hay que ser estúpido para creer en los politicos y en todo lo que nos dicen.
    Algún dia se sabrá

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR