Operación Iceta

El PSOE impulsa a Miquel Iceta con una campaña de marketing comparable a la llevada a cabo con Pedro Sánchez.

Es un hecho indiscutible que todo en el nuevo PSOE es marketing y propaganda y las inminentes elecciones catalanas del 27S lo dejan patente una vez más.

El 3 de Agosto, el presidente de la Generalitat  y líder de los separatistas, Artur Mas convocaba unas elecciones plebiscitarias y rápidamente la maquinaria política se ponía en marcha dividida en tres bandos: los independentistas, los unionistas y los ambiguos. En este último grupo se encontraba el PSC junto con Catalunya sí que es Pot, aunque en estos últimos no está tan clara esta ambigüedad debido a que tienen un candidato que votó Sí-Sí el 9N. El PSC ni estaba ni se le esperaba, tras los desastrosos resultados en los comicios de 2012 cosechados por el anterior candidato Pere Navarro (un 14% para un partido que había llegado a tener 50 escaños), el PSC había pasado a ser segunda fuerza a gran distancia de CiU y las últimas encuestas hacían presagiar un descalabro aún peor.

El 30 de Junio de este mismo año, Miquel Iceta fue elegido candidato a la presidencia de la Generalitat en las primarias del PSC. Un desconocido hasta la fecha y que durante el verano tampoco consiguió despegar ni resaltar sobre todos los demás líderes políticos de Cataluña.

El caso de Pedro Sánchez fue parecido. Cuando Sánchez resultó elegido Secretario General del PSOE, fue descaradamente ignorado por la política nacional, y el PSOE comenzó a desplomarse en las encuestas en plena efervescencia podemita. Además, el índice de conocimiento del Secretario General de los socialistas por parte de los españoles era ínfimo. Es ahí cuando el renovado equipo de marketing de los socialistas se puso a trabajar para conseguir que el líder, que no entraba por los oídos, entrara al menos por los ojos. Todo comenzó con la famosa llamada de Sánchez a Jorge Javier Vázquez. No fue casual ni una metedura de pata del líder del PSOE. Y tampoco es cierto que lo hiciera sin consultar a nadie. Fue una estrategia perfectamente estudiada para conseguir lo que, efectivamente, ocurrió al día siguiente: llenar titulares en prensa diaria y también la especializada en el corazón. -click para ver el video-.

pedro-sanchez-salvame

Todo el mundo conocía ya a Pedro Sánchez, el objetivo principal estaba cumplido, ahora había pulirlo. La segunda fase eran las declaraciones polémicas y disparatadas. No pasa nada, después se desmiente y aquí paz y después gloria. Un ejemplo fue su alocada propuesta de suprimir el Ministerio de Defensa que volvió a abrir periódicos e informativos. Y por último, pasearle por todos los programas de entretenimiento habidos y por haber: hizo presencia en el programa de Risto Mejide, El Hormiguero y hasta se apuntó al docushow de aventuras de Jesús Calleja, pasando por supuesto por el Salvados de Évole. El tour televisivo fue tan incesante que hasta otras cadenas de televisión ironizaron con ello:

Y por supuesto, él contestaba:

La faraónica campaña para meter a Pedro Sánchez por los ojos de todos los españoles y conseguir que se hablara de él, culminó con la creación de la nueva página del líder de los socialistas donde, una vez más, quedaba evidenciada la potente campaña de marketing que se estaba llevando a cabo. Algo tan simple como eliminar las vocales de su nombre y plantarlo en una página web, logró un enorme impacto en las redes sociales, consiguiendo que el Hashtag “Pdro Snchz” se alzara al primer puesto de los temas más comentados durante 24 horas.

pdro

La prueba más evidente del potente equipo de marketing y publicidad que el PSOE tiene a sus espaldas es aquel acto en el que se desplegó una bandera de España de 5 metros para sorpresa de todos los asistentes y, en general, de todos los españoles. Por supuesto volvió a abrir informativos y acaparar portadas de periódicos.

pedro-odelpozo--644x362

Con Miquel Iceta ha ocurrido prácticamente lo mismo. Si alguien cree que el baile al son de Freddie Mercury del candidato a la Generalitat era una acción espontánea, es que no conoce a los profesionales que tienen detrás los socialistas. No había tiempo para dar a conocer a Iceta, un tipo tímido, poco resultón que podríamos calificar como “un político del montón”. Teniendo en cuenta que competía con la macrolista secesionista de Artur Mas liderada por un Raül Romeva al que le hicieron falta apenas días para que toda España lo conociera, con Inés Arrimadas, una habitual de las tertulias y arropada en todo momento por Albert Rivera y la inesperada llegada de Xavier García Albiol que tenía ya el camino allanado, el PSOE necesitaba dar a conocer a su candidato de una forma drástica que consiguiera eclipsar, aunque fuera por un par de días, a todos los demás. Nada era casual, ni siquiera la música elegida para el acto.

El baile de Iceta en aquel mitin se hizo viral enseguida y a los pocos días lo volvió a repetir, esta vez mucho más desatado. Objetivo logrado, El PSOE ya había conseguido dar a conocer a su candidato a la Generalitat, de modo que la segunda fase estaba en marcha: los actos y las declaraciones, tal y como ocurrió con la estrategia de promoción de Pdro Snchz. Uno de los primeros actos fue llevar a cabo algo que el PSC jamás había hecho en Cataluña durante una campaña electoral: desplegar una enorme bandera de España durante un mitin (os suena, ¿verdad?), intentando quitarse la etiqueta de la ambigüedad que siempre les ha acompañado durante esta deriva independentista (aunque el PSC haya pactado hasta con la CUP en los ayuntamientos). Y por supuesto ahora comienza la tercera fase: el tour televisivo. La primera parada fue ayer en el “El intermedio”.

Gracias a toda esta maquinaria propagandística, el PSC ha empezado a ser tenido en cuenta, en un momento en el que solo se hablaba de Junts Pel Sí, Ciudadanos y de Albiol. Es posible que Iceta dé la campanada el próximo 27S y no sea esa fuerza testimonial que hasta que hace un par de semanas todo el mundo esperaba de él.

Isaac Parejo

Deja un comentario en: “Operación Iceta

  • 24 septiembre, 2015 en 12:54
    Permalink

    Ahora me entero, ¿política y marketing, no son sinónimos?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR