Independizarse de la cordura

La aprobación de la moción para iniciar la construcción de un estado Catalán ya es una realidad. La mayoría absoluta en diputados de la argamasa Junts Pel Sí y los radicales de la CUP ha iniciado el proceso ilegal de desconexión del territorio español teniendo al 52% de la población catalana y a toda la comunidad internacional en contra.

Un golpe de estado en toda regla. A continuación detallaré por qué lo que pretenden los independentistas es absolutamente delirante, dictatorial, totalitario antidemocrático y atenta gravemente contra el conjunto y la integridad de España.

Un mandato emanado de las urnas

Ni mucho menos el mandato emanado de las urnas desea la independencia, puesto que los que parecían independentistas encubiertos, Catalunya Sí que es Pot, finalmente han votado “no” a la moción, a pesar de que Artur Mas, Romeva y el resto de la cuadrilla soberanista se jactaban continuamente de contarlos como un clarísimo voto favorable a la secesión (reconozo que un servidor también lo pensaba al principio). 72 diputados a favor de la ruptura, 63 en contra. Eso se traduce, efectivamente, en número de votos populares, 48% sí, y 52% no. Con lo cual, el bloque soberanista miente de manera escandalosa y colosal al afirmar que el acto golpista de ayer obedece a la voluntad popular emanada del 27S. Pretenden separar un territorio de un país con la mayoría de la población en contra. Solo con el acto de ayer sería suficiente para suspender la autonomía en Cataluña, pero Rajoy, con su habitual y desesperante parsimonia, se ha dedicado a hacer una declaración institucional de esas suyas anunciando una contundencia que finalmente nunca existe.

“Solo obedeceremos las leyes del Parlament”

Unas declaraciones ridículas que fueron pronunciadas durante todo el día por diferentes miembros de JxSI y CUP. Razono mi posición: estamos de acuerdo en que ellos desean la independencia y, tal y como dicta la moción, de manera democrática y pacífica. Pero resulta asombroso que la forma democrática de conseguir esa secesión sea desobedeciendo las leyes del estado al que aún pertenecen. Es decir, desean constituirse como una república independiente saltándose todos los cauces legales, todas las leyes vigentes y la Constitución de un país del que aún forman parte. Es la locura llevada a su máxima potencia.

La comparación con Escocia

Es otro de los mantras que los independentistas usan continuamente de manera engañosa y falaz. El caso escocés tiene poco, por no decir absolutamente nada que ver con el catalán. Para empezar, Escocia no siempre ha pertenecido a Reino Unido, ya que antiguamente era un reino independiente y tras su anexión pasó a ser una nación igual que Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, siguiendo con que la Constitución de Reino Unido no contempla la indisolubilidad del país y sí permite un referéndum de esas características. Lo que los secesionistas proponen no tiene nada que ver con Escocia, sería más bien equiparable a una situación en la que Londres se quisiera independizar de Inglaterra y formar un estado propio, ¿absurdo verdad? Pues es exactamente lo mismo que pretenden ellos.

El inexistente derecho de autodeterminación de los pueblos

Bien, aquí conviene que nos detengamos, ya que a muchos nos gustaría saber si ese derecho a decidir del que hablan sería incluido en la Constitución de una hipotética república Catalana. Es obvio que, si son coherentes, la respuesta es sí. De modo que eso daría pie a que un pueblo cualquiera, por ejemplo, Sardañola del Vallés, pudiera independizarse mediante un referéndum y constituirse como país. Sí, suena tan absurdo como parece, pero es que es lo mismo que pretenden hacer ellos con Cataluña. La declaración de independencia que los secesionistas han hecho en el Parlament tiene la misma validez que la que pudiera hacer Sardañola del Vallés, o alguien en su casa mediante una votación en la que participara toda la familia.

La soberanía nacional reside en el pueblo español

El territorio de Cataluña no es de los catalanes y nunca lo ha sido (al contrario que en Escocia), sino del conjunto de los españoles. Si nos remontamos siglos atrás, Cataluña pertenecía al Reino de Aragón hasta que fue unificado con el Reino de Castilla con los Reyes Católicos, pero jamás Cataluña ha sido un país o un reino independiente como sí lo fue Escocia. Los independentistas pretenden robar una parte del territorio español para convertirla en país. Esa es la razón de la insistencia que tenemos algunos en que, de celebrarse un referéndum, este debería ser a nivel nacional, pues ese territorio nos pertenece a todos los españoles como país, no solo a una parte. Aún así la independencia no es imposible, lo que ocurre es que hay que seguir las leyes democráticas emanadas del estado, pero a los independentistas no les interesa porque saben que eso conlleva aplicar la democracia, algo que detestan y sobre lo que escupen continuamente. El proceso a grandes rasgos sería este:

  • Aprobación por dos tercios del Congreso de los diputados de una reforma constitucional que permita un referéndum de autodeterminación en Cataluña
  • Someter dicha reforma a referéndum nacional
  • En caso de ser aprobada, la mayoría del parlamento debería decidir la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña.
  • Y aquí los secesionistas conseguirían su ansiado referéndum de autodeterminación

El 3%

CDC en general y Artur Mas en particular se han aprovechado de los excéntricos anhelos independentistas de los radicales para escabullirse de la que se les viene encima. El presunto cobro de comisiones ilegales por parte de Convergencia cuenta cada vez con más pruebas irrefutables y es obvio que lo que Mas quiere es desvincularse de España para crear unos tribunales propios y conseguir escapar de la justicia española. ERC y CUP lo saben, pero es un quid pro quo: Artur Mas se sirve del independentismo de ellos y ellos se sirven del independentismo huidizo, que no ideológico, de CDC. Todos ganan. Aunque a decir verdad, Convergencia ya no existe, el señor Mas la ha destrozado gracias a una locura kafkiana que tarde o temprano lo llevará a la cárcel.

 El bloque constitucionalista

Sorprendente el caso del PSOE en Cataluña, ya que Iceta ha demostrado en dos meses tener más determinación y agallas que Pedro Sánchez en año y medio. El partido dividido que le dejó Pere Navarro no tiene absolutamente nada que ver con lo que el líder de los socialistas catalanes ha promulgado en el Parlament donde, en una intervención brillante, ha estado de parte de los constitucionalistas sin ningún complejo ni titubeo; como sí hace Sánchez, artífice de los múltiples pactos con los independentistas por toda Cataluña y Valencia tras el 24M.

Ver a los principales partidos, PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos unidos ante este desafío es la mejor noticia que hemos podido recibir tras meses de insultos, ataques y descalificaciones mutuas. Aunque da la impresión de que el hecho de que Pedro Sánchez se haya puesto de parte del Gobierno responde a que Podemos también lo ha hecho, de modo que no corría el riesgo de que le acusaran de perpetrar una gran coalición con el PP tras las generales. Ya sabemos que Pedro Sánchez es un hombre profundamente acomplejado.

En definitiva, la independencia de Cataluña es absolutamente imposible tal y como lo plantean los rupturistas de Junts Pel Sí y CUP, por mucho que se empeñen en crear una hacienda propia y demás disparates. Lo preocupante es en qué estado de división y enfrentamiento va a quedar la sociedad catalana tras este absurdo proceso. Aún tiene solución, siempre que el Gobierno no haga alarde de una cobardía que nos ha llevado a esta situación extrema y que difícilmente podrá solucionar mediante sentencias judiciales que los secesionistas se pasarán por la Sagrada Familia. La Constitución española cuenta con mecanismos para evitar todo esto. Es tan fácil como aplicarlos.

Isaac Parejo

Deja un comentario en: “Independizarse de la cordura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR