Han caído en la trampa

La trampa de Pablo Iglesias ha surtido efecto, al menos de momento. El pasado día 15 de febrero, el líder de Podemos lanzó su enésimo órdago al PSOE, con una propuesta de gobierno absolutamente delirante que incluía un control absoluto de las estructuras del estado con un estilo totalitario al que el líder morado nos tiene acostumbrados. La respuesta a esta locura del líder de Podemos ha sido el definitivo acercamiento de Pedro Sánchez a Ciudadanos, justo lo que Iglesias buscaba..

 

El posible pacto PSOE-Ciudadanos

La estrategia de Albert Rivera no es otra que la de buscar un pacto a tres con PP y PSOE, siempre ha sido así desde el mismo día 21 de diciembre. Aún así, la pretensión del líder naranja de que el Partido Popular se abstenga, incluso chantajéandoles con un supuesto sentido de estado que dice que los populares no tienen, es más que cuestionable. Sánchez es el responsable del bloqueo institucional desde el primer día negándose a hablar con el PP, no se puede culpar a Rajoy ahora de pagarle con la misma moneda por no querer, legítimamente, hacer presidente al señor que quedó segundo a nivel nacional y cuarto en su propia circunscripción. Pero esto es otra cuestión. Lo que pretende Rivera con ese pacto PSOE-C’s son tres cosas y ambas benefician al líder de la formación naranja:

  • Por un lado asegurarse estar en ese gobierno de coalición en caso de que consiguieran la abstención del PP.
  • En caso de que Sánchez fracase al votar No el PP, Rajoy se sometería a la sesión de investidura (él mismo lo ha anunciado), en cuyo caso, la misma estrategia de negociación que ha llevado Rivera con Sánchez, la llevaría con Rajoy, seguramente consiguiendo un pacto PP-C’s y convenciendo al PSOE de una abstención.
  • En caso de fracasar la investidura del presidente del gobierno en funciones, Rivera ya se posicionaría en condiciones más que favorables para ser el próximo presidente del gobierno, pues al haber mostrado su apoyo tanto a PP como a PSOE, estos no podrían negárselo en caso de que el rey le designara para formar gobierno, (antes de Rivera supuestamente el turno sería de Iglesias quien es más que obvio que solo conseguiría los apoyos de sus 69 diputados más ERC, Bildu y poco más, por lo tanto es previsible que el rey jamás lo propondrá).

Si todo esto fracasa ocurriría lo que todos esperamos: nuevas elecciones. Pero hay algo con lo que muchos no cuentan: la inteligencia de Pablo Iglesias.

 

Lo que pretende Podemos

Como ya expliqué en el artículo anterior, Iglesias no quiere un pacto con el PSOE. Lo que el líder de Podemos está buscando es justamente lo que está ocurriendo: que los tres partidos constitucionalistas se unan, ya sea presidiendo Sánchez, Rajoy o Rivera, eso es indiferente. Él desea ser el líder de la única oposición que habrá frente a los “tres del búnker” como los han apodado. Esta estrategia no responde a otra cosa que la de conseguir una mayoría absoluta en unas hipotéticas elecciones tras un gobierno de los tres partidos que él tiene la pretensión de convertir en convulso para anularles y quedar como el único partido válido. Y esto no es una invención de este humilde comunicador, él mismo lo ha dicho:

 

 

“No gobernaré si no es con mayoría absoluta porque no se puede pactar para gobernar”. El delirante y totalitario programa de gobierno que presentó el pasado 15 de febrero es el manual perfecto del dictador para agarrarse a las estructuras del estado y ponerlas patas arriba y a su servicio – leer- , y eso solo lo puede hacer gobernando con mayoría absoluta, tal y como hizo Hugo Chávez, del cual está siguiendo la hoja de ruta que el líder bolivariano siguió para alzarse al poder. El control del CNI, del ejército, la vicepresidencia dominando la secretaría anticorrupción o el control total de la televisión pública y a la postre de las privadas, pues tendrá el poder de conceder y retirar licencias de televisión, es el sueño de todo dictador que se precie. Pablo Iglesias no iba a ser menos. No se va a conformar con 6 ministerios pudiendo tenerlos todos.

En las elecciones de Venezuela de 1998, Hugo Chávez arrasó con casi 7 millones de votos (el mayor porcentaje desde el restablecimiento de la democracia en el país). Esto ocurrió por varios motivos y todos nos llevan a la estrategia que Iglesias está siguiendo.

El clima de corrupción y crisis económica que Venezuela vivía en los 90 propició la aparición del “Movimiento Quinta República” presidido por el golpista Hugo Chávez que, con tan solo un año de vida, se colocó como primera fuerza política en todas las encuestas. El imparable ascenso de Chávez llevó a los dos grandes partidos, Acción Democrática y COPEI (los tradicionales partidos de centro-derecha y centro-izquierda), a unirse y presentarse en coalición a las elecciones para evitar el triunfo de Chávez. Esta coalición fue utilizada por el fallecido presidente para erigirse como voz del pueblo, como líder absoluto de la Venezuela golpeada por la crisis y la corrupción política y como un reflejo perfecto de lo que “la cúpula” (así los llamaba) hacía con tal mantenerse en el poder. El Movimiento Quinta República obtuvo más 16 puntos sobre la coalición AD-COPEI y dio el pistoletazo de salida al chavismo, del que aún el país latinoamericano no se ha librado. Chávez, se encargó de poner todas las instutuciones del estado “al servicio de la revolución”, jueces, leyes electorales, todo.

Una de las claves de las continuas victorias del chavismo no era el fraude de votos, que también, sino una ley electoral que el comandante hizo a su medida, otorgándole más poder a las zonas subsidiadas por el gobierno, las cuales compraba fácilmente mediante campañas electorales basadas en el reparto de comida o prometiendo más rentas para la población pobre. Chávez no acabó con la desigualdad ni con la pobreza en Venezuela como muchos dicen. Lo que consiguió fue acabar con la riqueza y, efectivamente, de ese modo la desigualdad bajó y el baremo para considerar pobre a una persona en Venezuela cambió. Ahí está el engaño. Eso sí, la alfabetización de la sociedad durante el periodo chavista es indiscutible, aunque esto responde más a intereses políticos que a los propios deseos de acabar con el analfabetismo. La única forma de que una dictadura encubierta como la de Venezuela se mantenga en el poder es mediante el adoctrinamiento desde edades tempranas. El hecho de alfabetizar a los niños y de construir escuelas no respondía a otra pretensión que la de introducir la revolución bolivariana en mentes, tanto infantiles, como adultas, pues a esas escuelas también acudían mayores que nunca tuvieron una educación. Que aprendieran a leer era lo de menos.

Quizás ahora se entiende mejor por qué Podemos prefiere esa gran coalicion de la casta contra el pueblo. Algunos pueden pensar que, con la mejoría económica, Podemos pasará a un segundo o tercer plano y nadie verá el sentido a votarles. Siento decepcionaros. Iglesias no es tonto, sabe que eso puede ocurrir, pero si durante 4 años millones de personas han creído que en España había 14 millones de pobres, ¿qué razón hay para no seguir creyéndolo? Mientras tengan el apoyo de algunos medios de comunicación es suficiente para que el país en debacle que llevan pintando estos años, no se borre. Si el paro baja, seguirán hablando de empleo precario y de trabajadores pobres. Seguirán hablando de desahucios aunque no se produzcan.

clase alta

Tal y como muestra el gráfico, según un estudio del diario El Mundo, el grueso de votantes de Podemos es de clase media-alta (de hecho ni siquiera la suma de votantes de clase alta de PP y PSOE llega al porcentaje de votantes de clase alta de Podemos). La inmensa mayoría de los obreros votan al PP y al PSOE. “los de bajo” decían, “el partido de los obreros” decían. No hay más que fijarse en que casi todos los líderes de Podemos provienen de familias acomodadas, como el propio Pablo Iglesias (que se encuentra entre ese privilegiado 1% de los más ricos de España) siguiendo con Carolina Bescansa, perteneciente a la familia más rica de Santiago de Compostela o la alcaldesa de Barcelona Ada Colau. Es la burguesía revolucionaria, no saben lo que hay debajo de ellos, cualquier cosa que el líder cuente lo creerán. Como nunca han conocido la pobreza, si se dice que hay 14 millones de pobres, es que los hay y no hay más discusión.

De modo que, aunque la economía vaya viento en popa, ellos y sus medios afines seguirán vendiendo un país sumido en la miseria y, aunque sea falso, la opinión pública lo creerá pese a que esa opinión pública no esté sufriendo en sus carnes esa pobreza de la que hablan.

De modo que estamos en un punto en que todo beneficia a Podemos: tanto un pacto con PSOE para comérselo desde dentro, como una coalición PP-PSOE-C’s o unas nuevas elecciones donde darían el sorpaso a los socialistas y propiciaría también esa triple coalición o en su defecto serían líderes de la oposición con cualquier otra combinación, pues el PSOE  jamás hará presidente a Pablo Iglesias. La posición privilegiada del líder morado hace que pueda decir todas las barbaridades que le vengan en gana.

 

La estrategia del Rajoy

Pero el PP podría tener un as guardado bajo la manga. Rajoy se va a  retirar, no está aferrado al cargo. La estrategia del presidente en funciones no sería ni más ni menos que la de quitarse de en medio a Sánchez antes para que su posterior retirada no sea tomada como un fracaso. La dimisión de Esperanza Aguirre forzada por el propio Rajoy (aunque tanto Podemos como Ciudadanos se hayan enzarzado en la lucha por el trofeo), la dimisión también de Ignacio González, la marginación de Rita Barberá, la gestora presidida por Cristina Cifuentes y el silencio que guarda Rajoy, no son más que pasos para prepararse ante el fracaso de Sánchez y ante unas nuevas elecciones en las que esperan, con un nuevo candidato, sumar con Ciudadanos una ansiada mayoría absoluta. En caso de nuevas elecciones, Sánchez no sería el candidato pues el congreso del PSOE de mayo elegirá a un nuevo secretario general. De modo que iríamos a unos comicios en junio donde tanto PP como PSOE se presentarían con cabezas de lista renovadas. Es un giro que Pablo Iglesias no se esperaría en unas elecciones en las que está convencido de que daría el sorpaso a los socialistas y es la única solución para evitar que consiga sus planes. Pero me temo que ninguno es consciente de esto. El 2 de Marzo se celebrará el primer debate de investidura. A partir de ese día todos tomarán posiciones.

4 thoughts on “Han caído en la trampa

  • 18 febrero, 2016 en 20:01
    Permalink

    Creo que el PSOE no está siendo nada inteligente en este asunto. Sabe que es imposible gobernar, y menos con Podemos, pero insiste e incluso de cara a la galería dice que si. Si de verdad quisieran hacer bien las cosas, dejarían a PP y C´s gobernar, o sencillamente al PP con una abstención suya y de C´s. Es posible que al principio, desde Podemos, se les echaran encima, pero solo tiene que esperar unos meses, apelar a las razones de Estado para dejarlos y ponerse a trabajar en una oposición totalmente alejada de Podemos. Si los comunistas radicales usan el insulto y la amenaza, ellos deberían usar el pacto, el consenso y hacer girar ciertas políticas de cara a un votante moderado de centro izquierda, que hoy en día tiene podemos por pura rabia y desafección. De esta manera, si sería la oposición y tendría alguna posibilidad de conseguir algo. Evidentemente, Podemos seguirá haciendo ver que la gente se muera de hambre en las calles, pero si la gente percibe que se puede gobernar pactando, que por fin hay un amplio consenso en materias tan esenciales como educación, sanidad, empleo… es posible, solo posible, que las cosas no fueran a peor.

    Parte de el Centro Derecha se ha recolocado en C´s, por mucho que ellos se nieguen a reconocerlo. Si sumamos los votos de PP y C´s, prácticamente te dan los resultados del PP en 2011, y en diputados estaría casi en mayoría, pero al dividir el voto, es más difícil conseguir el escaño. Por ese lado no hay problema, porque no hay un partido de extrema derecha que se lleve muchos votos, sin contar con VOX que tbm ha quitado, como en Madrid, el concejal que hubiera hecho al PP hacerse con la alcaldía pactando con C´s.

    El problema esta en la izquierda, que el Psoe no ha sabido hacer una oposición diferenciada a Podemos. Se ha querido unir al carro de quien odiaba mas a Rajoy o al PP, quién le decía más “NO” y quién profería el insulto más gordo, con la esperanza de recuperar los votos perdidos. Pero su corrupción, su falta de liderazgo, los gobiernos de ZP que tanta destrucción económica, social, educacional y de valores trajo, le han hecho obtener el peor resultado de su historia.

    Podemos ha hecho muy bien su trabajo. Le ha dicho a la sociedad que no es responsable de todo lo que le ha pasado. Les ha dicho a todos esos que se metieron en hipotecas irresponsables que la culpa la tiene el banco, ellos no, aunque nadie les obligo a firmar su hipoteca con trabajos temporales, a obtener más dinero del necesario para amueblar completamente la vivienda, irse de vacaciones y comprarse un coche. Y si, eso es lo que ha pasado. Les ha dicho a la sociedad, que si un día dejaron los estudios para ponerse a trabajar en la construcción ganando 3000 euros y ahora no pueden entrar nada en un mercado laboral cerrado para ellos sin estudios, la culpa no es suya, sino de los constructores y los politicos. Les ha dicho a los estudiantes que es injusto que no les den una beca a todos aunque suspendan, aunque no se esfuercen y sacrifiquen. Le ha dicho a la sociedad, que ellos no tienen culpa de nada, les ha quitado responsabilidad y les ha dicho que él va a solucionarlo todo, dándoles un culpable. Esto ya lo hizo Hitler en la Alemania pre-nazi, consiguiendo ganar elecciones democráticas y haciéndose con el poder.

    Soluciones hay muchas, pero sobre todo hay que darle a la sociedad gente nueva, ser duros con los corruptos en todos los partidos, si tienen que refundarse el PP que lo haga, pero sin todas esas caras que llevan 20 o 30 años en la primera línea. Eso es lo primero. Si C´s les esta ganando espacio es porque es gente joven, preparada y con pasado laboral. Y eso es lo que hay que contraponer a los radicales de Podemos, que son todos una pandilla de pijos y niños malcriados de Papa, que en su vida han tenido que currarse la vida porque lo han tenido todo y encima tienen la caradura de decirle a gente que se levanta a las 5 o 6 de la mañana a currar que ellos van a ser los que les solucionen la vida.

    Apelar a la conciencia de la gente ya no vale, porque hemos visto que el odio y el rencor, y sobre todo, usar la envidia para acabar con el otro esta a la orden del día, pero aun hoy, hay más un 80% de gente normal, que vota cosas normales y que no podemos caer en el miedo que intentan imponer desde todos los medios y su dictadura mediática.

    No deberíamos ir a nuevas elecciones en Junio, sería lo peor y estaríamos en las mismas.

    Responder
    • 19 febrero, 2016 en 12:44
      Permalink

      Excelente aporte a un no menos excelente artículo

  • 17 febrero, 2016 en 19:21
    Permalink

    Joder Isaac, como le das al coco…
    Suena bien todo lo que dices,coherente.
    Pero hay no menos que otra docena de escenarios, motivaciones y estrategias igual de plausibles.
    Está todo complicadísimo.
    Y sólo por ponerle un pero a tu argumentación, ni de coña en una repetición de elecciones Iglesias sacaría mayoría absoluta.
    En diez años no lo se.
    En junio, imposible.
    Bajo ningún escenario posible

    Responder
    • 17 febrero, 2016 en 19:23
      Permalink

      Creo que no lo has entendido, no me refiero a una repetición de elecciones, lo que él pretende es sacar mayoría absoluta tras un gobierno de coalición de los otros 3, en 2 años o en 4.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR