Ricos y comunistas

Comunismo y socialismo son dos conceptos parejos e íntimamente relacionados. Un comunista es socialista, pero un socialista no necesariamente es comunista, aunque ambos tienen en común el colectivismo de la sociedad, la planificación de la economía, el intervencionismo del estado, la lucha de clases o la socialización de los medios de producción. El comunismo es el socialismo utópico, la culminación de la dictadura del proletariado donde, por fin, desaparecen las clases y la sociedad es justa e igualitaria (¡ja!). Digamos que el socialismo es el paso intermedio para llegar a una sociedad comunista. Esta es la razón por la que siempre nos ha llamado la atención que la historia del comunismo o del socialismo siempre haya estado repleta de multimillonarios, gente de bien y de hijos de familias acomodadas.




La eterna pregunta, ¿puede alguien de izquierdas ser rico? Evidentemente es algo que la progresía usa para justificar que sus líderes o referentes mediáticos estén podridos en billetes,  aunque simplemente forma parte de la hipocresía izquierdista en la que su buenismo les lleva a desear una sociedad socialista para todo el mundo mientras ellos disfrutan del capitalismo, ese sistema que les ha permitido pertenecer a una clase superior y tener la cuenta bancaria con varios ceros en su haber.

Esta característica del rico comunista se dio desde el principio de la propia ideología. Karl Marx, el artífice de esas Biblias llamadas El Capital o El manifiesto comunista, procedía de una familia acomodada de Tréveris, con un afamado padre abogado y judío convertido al protestantismo y del cual vivió hasta bien entrada la adultez. Por supuesto fue su padre el que le pagó la universidad (solo los burgueses podían ir a la universidad en aquella época como todos sabemos) y cuando murió recibió su parte de la herencia, la cual se gastó íntegra. A partir de ahí su vida consistió en vivir de prestado y a base de créditos que pocas o ninguna vez devolvía. Nunca visitó una fábrica, nunca trabajó, nunca fue un proletario de aquellos a los que dedicó sus obras. Su existencia se basó en no hacer nada, en noches en taberna y en el alcohol. Lo salvó su amistad con el millonario Engels el cual le prestó dinero hasta el fin de sus días. También era conocida su aversión a la higiene personal, lo que hacía que oliera a cuadra allá por donde pasaba y que sufriera de numerosos eccemas en la piel, pero esto no viene al caso.

marx
Karl Marx

Todo esto extrapolado a nuestros días no ha dejado de ser similar. Partiendo de la base de que para un comunista la existencia de pobres se debe al mal reparto de la riqueza debido a su concentración en unos pocos, es decir, a la existencia de ricos, resulta curioso que precisamente todos aquellos líderes que pregonan el marxismo allá por donde pisan estén bañados en billetes. Por ejemplo, el dictador líder de la revolución cubana, Fidel Castro, es uno de los hombres más ricos del mundo. Posee yates, mansiones y una fortuna valorada en 1.000 millones de dólares. La revista Forbes le sitúa como el séptimo mandatario más acaudalado del planeta. En su paraíso socialista el reparto de la riqueza solo es aplicable al pueblo cubano. Su discípulo Hugo Chávez tampoco se quedaba atrás. La fortuna que dejó a su familia tras su fallecimiento el autor de citas como “ser rico es malo, inhumano” o “el capitalismo es un sistema para robar y estafar”, se calcula que ascendía a alrededor de 500 millones dólares, lo que convirtió a su hija, María Gabriela, en la persona más rica de Venezuela, quien posee cuentas tanto en Andorra como en Estados Unidos. Y por supuesto Nicolás Maduro, el antiguo chófer del comandante, también nada en la abundancia mientras su pueblo se muere de hambre debido a la escasez y a la falta de medicamentos. Aquí podemos ver a su hijo bailando entre billetes durante una celebracion.

 

 

Pero hablemos de España. Y es que en nuestro país también se aplica el antiguo refranero de predicar y no dar trigo. Cuesta encontrar, entre los actuales líderes de la izquierda populista, a un obrero, alguien que sepa qué es un empresa por dentro, que conozca mínimamente el mercado laboral y que no sea un mero profesor interino que ha accedido a su puesto por simple enchufismo tras su activista etapa como alumno (Monedero fue profesor de Iglesias e Iglesias lo fue de Errejón, una cadena de favores de manual). Todos provienen de familias acomodadas o directamente montadas en el euro. Como el caso de Carolina Bescansa, miembro de una dinastía de Santiago de Compostela propietaria de un emporio farmacéutico. Ada Colau es un caso llamativo ya que su vida laboral es un folio en blanco y su profesión de activista le valió para llegar a ser alcaldesa de la segunda ciudad de España. Que no terminara la carrera pero aún así disfrutara de una beca Erasmus, no tiene mucha importancia. No, la carrera no era astrofísica, era filosofía. Y no, no la dejó por falta de recursos, ni mucho menos. Repito, no me parece mal, yo no detesto a la gente con dinero, ellos sí. Se detestan a sí mismos.



De Juan Carlos Monedero tenemos más constancia de su fortuna ya que ha sido pública debido a su intento de fraude al fisco. No voy a criticarlo. Hizo su complementaria para evitar la sanción y soltó 200.000 euros a Hacienda de un plumazo. Me parece bien, todo el mundo tiene derecho a rectificar y regularizar su situación. Ahora, quisiera saber cómo un profesor de universidad tiene la capacidad adquisitiva de pagar de golpe esa cantidad de dinero y seguir tranquilamente con su vida, ya que lo cobrado por Venezuela supuestamente la donó a La Tuerka. Qué buena persona es Monedero, es millonario gracias a las asesorías económicas, a pesar de que no es economista, y aún así da clase humildemente en la universidad. Para más inri, no declara a la universidad estos ingresos. Por supuesto los informes que Monedero elaboraba los cobraba a precio de saldo. Nada menos que 425.000 euros por unos papeles que nadie ha visto. Maldito mundo capitalista.

Y alguno dirá: pues que sean ricos y se preocupen por los pobres tiene más mérito. Bien, eso es como decir que ser Etarra y preocuparse por las víctimas de ETA tiene más mérito que lo haga, por ejemplo, un familiar de una víctima. La gilipollez es extrema, digámoslo claramente. A esta gente no le preocupan los pobres lo más mínimo, ni el hambre, ni la desigualdad. Lo que les provoca y enciende la chispa revolucionaria es la vida de burgueses que llevan. Pero no solo a los líderes, también a la mayoría de sus votantes. La última encuesta del CIS dejó patente algo que era evidente y todos conocíamos: que la mayoría de votantes de Podemos pertenece a hogares de clase alta o media-alta y con ingresos muy por encima de la media. Paradójicamente, los partidos de la oligarquía, PP y PSOE, son los mayoritarios entre la clase media y obrera. Esto quiere decir que en un hipotético escenario en el que solo votaran los ricos y sus hijos (más bien estos últimos), ganaría Podemos y en un escenario en el que solo votaran obreros y clase media arrasarían PP y PSOE. Resulta que a los representantes del pueblo, los amigos de los pobres, le votan los ricos pero el pueblo llano vota a la casta. Espectacular.

grafico podemos

 

Pero el populismo no existe sin sus voceros mediáticos, por supuesto todos inmersos en una dura competición para ver quién amasa la mayor fortuna. Son los famosos intelectuales, entre los que se incluyen personalidades, solo comparables a los prodigios de la generación del 27, como Los Bardem o Fernando Tejero. Su forma de actuar es la de siempre: la hipocresía de pregonar todo aquello que no hacen. El profesor Jesús Huerta de Soto explica de una manera brillante por qué los intelectuales suelen ser anticapitalistas y da tres razones: la ignorancia, la soberbia y el resentimiento y la envidia. Pero como no es lo mismo verlo que contarlo, aquí les dejo el citado video. Disfruten.

 

Uno de los afamados intelectuales que exportamos al exterior es Javier Bardem (de su madre ya he hablado innumerables veces), quien solo pisa España para hablar de las maldades del PP y de la pobreza que asola el país. Tras el sermón, casi siempre en alguna gala de los Goya, recoge el petate y se vuelve a su mansión de Hollywood. Ser propalestino y claramente antisemita tampoco le impide trabajar en una industria dominada por judíos ni que su hijo nazca en un hospital privado de lujo propiedad también de judíos. Todos sabemos que ser de izquierdas consiste en cabalgar contradicciones como decía Iglesias. La lista de voceros asiduos al futuro régimen es interminable pero destaca el multimillonario y popular presentador de El Intermedio, el cual posee 16 pisos en propiedad mientras se declara un fervoroso activista antidesahucios. Cualquier atisbo de especulación en esta acumulación de inmuebles es mera coincidencia. Lo admiro, solo él puede pasarse la vida entera criticando ese pequeño porcentaje de millonarios que posee más dinero que el 90% de la población y a la vez pertenecer a ese selecto grupo. Bueno, solo él no. El propio Pablo Iglesias se encuentra entre el 1% de los ricos de España –leer-, a pesar de que él es el pueblo y representante supremo de las clases populares y desfavorecidas. Esto del comunismo es un lío de narices.

 

Curiosidades: Carmena y Colau juraron, tras la toma de posesión de sus cargos, jamás acudir a ese nido de casta y privilegios en los estadios llamado palco vip . Pocos meses después pudimos ver estas imágenes. Una de tantas contradicciones que han tenido que cabalgar las pobres.

carmena ada-colau-camp-nou--644x362

 

Curiosidades: El puesto de trabajo que ofrece Podemos Madrid. Una cosa es criticar el alto número de contratos temporales y otra ofrecer tú ese mismo contrato. Si eres pueblo puedes hacerlo sin problema. Lo de aplicar un salario conforme a la normativa interna del partido y no con el convenio en la mano también pertenece al manual de la lucha obrera. https://cmadrid.podemos.info/trabajar-en-podemos/

podemos madrid

 

Curiosidades: Kichi, el alcalde de Cádiz, aplicando la reforma laboral del PP para despedir a una empleada del ayuntamiento -leer-. O el mismo alcalde podemita expulsando del consistorio a un matrimonio que votó por él e iba a ser desahuciado en los próximos días.

 

Curiosidades: este votante podemita en la Puerta del Sol dando lecciones sobre su país a un Venezolano. Si os da la impresión de que el simpatizante de podemos destila clasismo y xenofobia a raudales, solo es una percepción.

 

Pero si hay una personalidad que representa perfectamente el prototipo de todo esto que estamos hablando ese es el todopoderoso empresario Jaume Roures, propietario del imperio Mediapro y dueño del fútbol y sus derechos de emisión. Roures fundó el famoso diario, hoy podemita, Público, del cual despidió a toda su plantilla en un monstruoso ERE que llevó a la desaparición de su edición impresa. También se benefició de la licencia concedida por ZP destrangis y con numerosas irregularidades para fundar La Sexta, ya que en plena implantación de la TDT, el expresidente del gobierno devolvió un favor a su amigo Jaume regalándole una licencia analógica cuando ya no se podían conceder. Pero ese no es el quid de la cuestión. Roures se considera a sí mismo de izquierdas y catalanista y, por supuesto, votante de Podemos. Lo que no le impide guardar un tercio de su inmensa fortuna en paraísos fiscales –leer-.

Como vemos, ser rico y comunista es totalmente compatible, o eso parece; aunque, según su ideología, repito, que haya ricos sea causa directa de que haya pobres. Ellos mismos serían causa del problema que están denunciando, sin embargo, los culpables de este mundo injusto son todos aquellos obreros que votan al PP o al PSOE. Que Pablo Iglesias o Íñigo Errejón, pertenecientes a la casta universitaria y parásita de la facultad de Ciencias Políticas, vengan a dar lecciones de moralidad, justicia o a decir cómo debería estar regulado el mercado laboral a un señor que lleva, por ejemplo, cuarenta años subido a un andamio (no estoy hablando de ningún familiar directo, por supuesto), hace que uno se revuelva en sí mismo. Que alguien que critica a multinacionales como Apple por no pagar suficientes impuestos en España se haga un selfie con el último modelo de iPhone, es la coherencia del socialista en su máximo apogeo.




La excusa del anticapitalista para beneficiarse de todo lo que provee el capitalismo es que es imposible llevar a cabo su doctrina o su ideología cuando todo lo que te rodea es capitalista. Bien, esta memez para justificar lo cómodo que viven en el capitalismo es similar a decir que una persona no puede ser vegetariana en un mundo carnívoro. Es difícil, sí. Un vegetariano hace enormes esfuerzos, tiene que pedir un menú especial en las cenas o reuniones, en las Nocheviejas o Nochebuenas se ven obligados a  comer un plato aparte, pero es lo que hace alguien que de verdad cree y tiene unos ideales y los persigue. Pablo Iglesias podría usar un teléfono móvil fabricado en una empresa española, los hay, muchos. No es lo mismo, no es socialización de los medios de producción, no significa mucho e igual no consigues nada con eso, pero es un avance. Un vegetariano tampoco logra que dejen de morir animales para su consumo, pero lo hace porque cree en ello y por conciencia. Pero entiendo perfectamente que un modo de vida capitalista sea más confortable, por supuesto que lo entiendo.

Dicen que los pobres deben votar a la izquierda y los ricos a la derecha, que eso sería coherente. Pero la realidad es que nos llevan diciendo eso décadas y los pobres que votan a la izquierda siguen siendo pobres. Esto me hace plantearme una pregunta: si los pobres votan a la izquierda y la gente con dinero a la derecha, ¿quién estará más interesado en que haya pobres para conseguir votos? ¿y quién en que la gente tenga dinero? Es solo una reflexión. Juzguen ustedes.

 



15 thoughts on “Ricos y comunistas

  • 19 diciembre, 2016 en 10:23
    Permalink

    Me parecio un buen articulo, en particular al inicio :)

    Responder
  • 17 mayo, 2016 en 9:00
    Permalink

    Hola,

    En primer lugar una puntualización. Ser de izquierdas no es ser comunista. Igual que ser de derechas no implica ser un liberal. Creo que este punto es bastante obvio. Si el comunismo aboga porque los impuestos sean del 100%, si vamos al programa de PODEMOS lo más “comunista” que hay, si hablamos de impuestos, es el punto en el que hacen referencia al tipo marginal del 55% a las rentas de más de 300.000 euros anuales. Cosa bastante light si lo queremos comparar con los impuestos que se pagan en los países nórdicos (no se les considera “comunistas”).

    Por otro lado. Yo pienso que la ideología está basada en lo que crees que es mejor para todos. Y es aquí donde los impuestos son un factor importante, porque tu votas en función de los impuestos que quieres pagar y que quieres que pague en igualdad de condiciones, según la renta, las demás personas. Ahora, una vez liquidado el impuesto, tienes todo el derecho del mundo a gastarte tú dinero en lo que te de la gana, incluidos los del PSOE y Podemos. Si ganas un millón y el Estado se queda con aproximadamente la mitad de tu sueldo, tienes todo el derecho a comprarte un Audi con lo restante.

    Y esto es lo que pienso.

    Un saludo

    Responder
    • 23 mayo, 2016 en 9:30
      Permalink

      Cada vez que alguien dice que Podemos es comunista se alude a su programa electoral. No os enterais que el programa electoral son todo mentiras para ocultar su verdadera ideología y sé que ser de izquierdas no es ser comunista, por eso hablo de comunista y socialistas,no de socialdemócratas.

  • 15 mayo, 2016 en 14:45
    Permalink

    El artículo está bien, pero no creo que los pobres voten al PP y los acomodados a Podemos, es solo tu opinión
    Tampoco creo q todos los progres vayan de comunistas, ni que todos los comunistas sean unos jetas con pasta, te repito q no se puede generalizar tan a la ligera, aunque estoy de acuerdo en la cantidad de payasos que has enumerado que se quejan de los males de la humanidad, y ellos están podridos de millones, los cuales no reparten…
    Y creo, q los peperos a parte de corruptos, tampoco creo q hayan trabajado mucho en la calle, no digo ya en los andamios…y podrías poner ejemplos de suaciatas como el ex-ministro Blanco, q tampoco acabó la universidad y mira que llegó lejos…
    En fin, casta, comunista, o como quieras calificarlos, son todos un atajo de sanguijuelas, parásitos del sistema y creo q ni tú ni yo podremos cambiar lo que tenemos…un putadón, sin duda

    Responder
    • 16 mayo, 2016 en 20:09
      Permalink

      “Fuente: CIS” creo que no es una opinión propia de Isaac

  • 12 mayo, 2016 en 20:11
    Permalink

    Muy bueno este articulo lo de Monedero, es asqueroso, imagínense que este le quede d Presidente en España, hay papa… empezara como estuvo aqui en Venezuela dando curso de como deberían ser las cosas… asqueroso… pónganse la pilas como decimos aquí……

    Responder
  • 12 mayo, 2016 en 19:45
    Permalink

    La exposición es muy elocuente a la vista está, pero no todos los comunistas son así, ya que algunos una vez de dejar la politica, se fueron a sus trabajos, unos de mineros, otros a su profesorado y renunciando a lo que por ley (hecha para beneficiarse ellos mismo) les pertenecía, con lo cual creo que dice algo en su favor, que sin embargo los llamados”castas” son muy de puertas giratorias y a eso no se suele comentar con tanta vehemencia como aquí se ha expuesto los de los partidos contrarios.
    No mencionas a Rita-Blesa-Barcenas-Pujol- y un sinfín de nombres que tendríamos que estar aquí más tiempo para poder leerlos, espero que algun dia (si puedes) escribas con la boca llena como lo has hecho aquí.
    Que tengáis un buen dia…de lo que queda

    Responder
    • 9 diciembre, 2016 en 17:19
      Permalink

      “Papaito” te queda medio telediario,porque no e metes en tus asuntos…y disfrutar de lo que te queda a vivir,es que no tiene ni idea de lo que semnifica la izquierda en el mundo a lo largo del tiempo.Para que lo sepas son culpables de mas de 250 millones de asesinados,niños,mujeres,ancianos,hombres,militares y toda clase de gente,te dice esto algo?lo bueno es que por antonomacia la majoria son idiotas sin cultura,han llegado a matarse entre si,comunistas contra socialistas y los dos contra otras corrientes de izquierdas.La izquierda tenia que dar cuenta de crimines contra la humanidad,y avia que ser juzgado en abierto de l Tribunal Penal Internacional por los crimines cometidos.

  • 12 mayo, 2016 en 14:12
    Permalink

    Fantastico y documentadisimo.
    No hay quien entienda a los votantes o a su mente es la moraleja.

    Responder
  • 11 mayo, 2016 en 23:29
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con todo el escrito. Una verdad irrefutable

    Responder
  • 11 mayo, 2016 en 22:51
    Permalink

    Solo una observación.. el grandísimo asqueroso de Hugo Chavez, dejó a su familia una fortuna que sobrepasa, por mucho, los 2.000 millones de dolares (no 500 millones como dice su artículo). Solo una de las cuentas de su hija María Gabriela, que no Mariela Gabriela, es de 758 millones de dolares. Cuando este asqueroso llegó a la Presidencia, su familia vivía en una casa de muy humilde en Barinas y el vivía de su esposa, Marisabel Rodríguez (su padre tiene dinero) ya que no tenían ni donde caerse muertos (tampoco tenían donde caerse muertos todos los que están en el gobierno).

    Responder
    • 12 mayo, 2016 en 20:19
      Permalink

      Creo que a nosotros nos pasa algo parecido con otra familia denominada Real o algo así…

  • 10 mayo, 2016 en 16:40
    Permalink

    No puede estar más claro. Esto va a sacar de sus casillas a toda la casta y merma comunista (porque ahora son comunistas). Solo veo para rematar este excelente artículo que pongas por algún lado el video del venezolano en Sol dejando mal a un pijo-progre neocomunista.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR