Pedro Sánchez, el peligro público

La amenaza del defenestrado Pedro Sánchez de volver a intentar liderar el PSOE se ha materializado. El próximo mayo él, Susana Díaz y Patxi López se enfrentarán en unas encarnizadas primarias que el exsecretario general ya se ha encargado de enfangar con sus acusaciones a la gestora que dirige actualmente el partido.

La campaña de Pedro Sánchez se prevé sucia, muy sucia, tal y como ha sido su liderazgo. Sánchez se ha encargado de hundir a su partido más aún de cómo Zapatero lo dejó. Pero lo de Pedro es solo postureo. La transformación de moderado a radical obedece a simple supervivencia. Se ha apropiado el autodenominado papel de “devolver” al PSOE a la izquierda y nada mejor para eso que aliarse con su depredador natural, Podemos. El comunismo siempre ha sido el enemigo de la socialdemocracia. Pedro no entiende que el PSOE no debe ser la izquierda sino la socialdemocracia europea homóloga a los partidos socialistas de Europa. No hay un solo partido tradicional en Europa que haya formado o querido formar coalición con la izquierda o derecha extremista, excepto el PSOE bajo el liderazgo de Pedro Sánchez. Solo el Partido Socialista de Portugal se atrevió a hacerlo pero no con una formación parecida a Podemos, sino con el tradicional partido comunista portugués que, todo hay que decirlo, son absolutamente europeístas al contrario que la amalgama proetarra y radical que tenemos aquí.



Las propuestas de Pedro para volver a liderar a los socialistas son las siguientes. A cada cuál más disparatada. Como buen perdedor que es, con  varias derrotas consecutivas, cada una batiendo el récord de la anterior, Pedro se presenta a las primarias dando por hecho que, en unas próximas elecciones, volverá a perder, por eso propone una alianza con toda la izquierda radical de España, lo que viene siendo un remake de ese Frente Popular que hoy sabemos que perpetró un pucherazo en las elecciones del 36. Algo por otra parte, típico en la izquierda.

Los ejes del texto de presentación de Sánchez a las primarias, no tienen desperdicio.

  • Críticas a la gestora: según Sánchez, la gestora se ha extralimitado en sus funciones, agravando la crisis interna del PSOE. Una crisis que él mismo creó y que tuvo su punto álgido en aquel bochornoso comité federal en el que Pedro decidió morir matando y donde casi se llega a las manos cuando él y los suyos decidieron colocar unas urnas detrás de una cortina.

 

  • Otro de los ejes del texto se refiere a “erradicar la corrupción” (Imaginamos que comenzará por Andalucía), establecer un modelo territorial estable y detener el cambio climático así como “dar respuestas al envejecimiento de la población” y “establecer un nuevo modelo económico”. Sí, han leído bien, todo eso es igual a no decir absolutamente nada. Es como redactar un texto en el que alguien propone “erradicar las guerras del mundo”, “establecer la paz planetaria” o “proponer formas de viajar a exoplanetas”. Es la típica lista de propósitos que uno se hace a las 7 de la mañana cuando va volviendo a casa con una cogorza de no tenerse en pie. Pero Pedro nos lo ha colado y, como sabe que es experto en hacer el ridículo, no le ha importado.

 

  • Las medidas a llevar a cabo también son un eje fundamental de su propuesta como candidato a secretario general. Entre ellas destacan, atención: “derogar las reformas laborales”, subir el salario mínimo interprofesional a 1.000 euros, plantear una España federal y jornadas laborales de 30 horas. El delirio de Sánchez aún no ha alcanzado su techo. En este sentido ha superado la oferta de Podemos de subir el SMI a 800 euros, él lo quiere en 1.000. Es de suponer que a cada propuesta que hagan los de Iglesias, Pedro la superará en absurdez ya que el complejo de Sánchez con Podemos es algo que lleva arrastrando más de dos años. Desea con todas sus fuerzas ser uno más del círculo de Iglesias pero a él le gusta mandar, de modo que es más sencillo podemizar al PSOE.

 

  • Por último, Pedro se propone enfrentarse a sus dos adversarios: el neoliberalismo y el PP. No sabemos quién o qué representa el neoliberalismo en España pero, cuando lo sepa, nos gustaría que nos lo hiciera saber.  Durante todo su liderazgo Pedro estuvo inmerso en una continua lucha contra Iglesias sobre quién odiaba más a Rajoy. Bueno, de hecho era una lucha que solo Sánchez llevaba a cabo en su obsesión por parecerse a Podemos. A cada palabra que Pablo dedicaba a Rajoy, Pedro le dedicaba otra aún más ofensiva, así hasta que esto le llevó a insultar en directo al Presidente llamándole indecente. Obviamente era la época en que ya se le había ido totalmente la cabeza. Sánchez llegó a tener y aún tiene, una obsesión enfermiza por el Presidente del Gobierno.





Pero Pedro se ha convertido en todo un héroe para la izquierda. Atrás quedaron aquellos tiempos en los que solo era aquel miembro de la asamblea de Caja Madrid que autorizó la venta de las famosas participaciones preferentes. O aquel político que consiguió una rebaja en su hipoteca por pertenecer  al consejo de administración de Bankia. Estos y muchos más ataques contra Sánchez fueron perpetrados por parte de los podemitas para menospreciar al entonces secretario general. Ahora, es todo un símbolo de lucha contra el stablishment para ellos y desean con todas sus fuerzas que sea de nuevo elegido secretario general de los socialistas ya que saben que su única oportunidad de tocar algo de poder.

Pero no hay nada más peligroso que un político borracho de poder como él. Pedro Sánchez es una versión empeorada (si cabe) de Zapatero. Un auténtico peligro público, pues si este consiguió destrozar España económica, social y moralmente él solo, en esta ocasión contaría con la inestimable ayuda de todo el Frente Popular al completo, incluido el apoyo de Bildu y los independentistas.

No es que la alternativa sea muy esperanzadora (Patxi López, o la hija de Griñan) pero sin duda hasta un mono con pistola daría más seguridad y estabilidad a España. Lo que está clara es una cosa: la mejor noticia para Mariano Rajoy es el retorno de Sánchez. Es una lástima que a la vez sea la peor noticia para España.



 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR