La izquierda y el islam

Es una extraña relación que se da hace muy poco tiempo. Nadie lo entiende pero ahí está. La izquierda política, sobre todo en nuestro país, guarda una cierta simpatía y cercanía con esta religión y solo con esta religión, precisamente la que está en boca de todo el planeta por el grupo terrorista ISIS. ¿A qué se debe esta combinación imposible? Es lo que vamos a intentar explicar en este post, aunque no es fácil, de hecho son todo especulaciones porque nadie podría averiguar que es lo que pasa a un progre por la cabeza para defender una religión y machacar a otra.

Nuestra izquierda es bien conocida por ser repugnantemente sectaria y especialista en odiar a todo el que no comulgue con sus ideas implantadas y cerradas a cal y canto, eso lo sabemos. Pero la relación que tienen con la religión descocierta y mucho. Conocemos su anticlericalismo, su antimilitarismo (excepto para defender dictaduras militares) pero su defensa del islam es cuando menos impactante.

Europa sufre desde hace unos años una oleada de atentados por parte del Daesh. Es la islamización de occidente que pretenden y están consiguiendo para destruir nuestra cultura y nuestra convivencia. Daesh conoce el buenismo de Europa, conoce a nuestra izquierda y, lo más importante, saben que con esto pueden contar con ellos pues persiguen un objetivo común: la destrucción de Europa, de occidente y del capitalismo. Cuando ya lo consigan se terminará esa relación idílica pues cada uno tiene un fin para esa Europa derruida: uno fundar el Califato Islámico y el otro desestabilizarla e instaurar el ansiado socialismo que ha fracasado a lo largo de la historia.



Pero esto no es una intuición mía. El propio Pablo Iglesias lo admitió:

Como todos sabemos, el líder de Podemos tiene un programa en la televisión iraní HispanTV. Un canal financiado por el Gobierno de Irán, ese que manda ahorcar homosexuales en las grúas. Para Iglesias no supone ningún problema trabajar en esta televisión mientras baila la conga el día del Orgullo Gay porque “persiguen fines comunes”, es decir, que a Irán le interesa difundir el mensaje de la izquierda por Europa para desestabilizarla y Pablo se aprovecha porque persigue el mismo objetivo. Lo ha dicho él, no yo.  Aquí queda constatada la relación de viaje entre la izquierda y el islam y esto se traduce en un continuo peloteo hacia esta confesión a la vez que profesan un profundo odio contra todo lo que huela a Iglesia católica, es decir, son evidentemente cristianófobos mientras acusan de islamofobia a todo aquel que se atreve a llamar hijo de puta a un terrorista islamista.

Quieren inculcar el mensaje de que la cristianofobia es guay mientras que la islamofobia es mala. Suena tan absurdo como es. Si ponemos en una balanza los valores del cristianismo y los del islam, a pesar de ser religiones, es evidente cuál de las dos se identifica más con la tolerancia y el respeto al prójimo. Dentro de los cristianos podremos encontrar a gente más o menos radical, pero en el islam no existe moderación, hay que decirlo así, basta de la dictadura de lo políticamente correcto. Habrá cristianos homófobos y habrá cristianos homosexuales y tolerantes con la homosexualidad, por ejemplo, pero no encontrarás un solo musulmán que no considere a la homosexualidad un pecado mortal o que no considere a la mujer inferior al hombre. Pero entre defender el cristianismo, el islam o la laicidad, esta izquierda sectaria se decanta por la laicidad con una evidente simpatía hacia el islam, la religión que va en contra de supuestamente todos los valores sociales y de igualdad que defienden.  Recientemente, el recién elegido Secretario General del PSOE, el mediocre Pedro Sánchez también se ha apuntado a la moda de besarle el culo al islam y denostar al cristianismo con este tuit que escribió felicitando el Ramadán. Un señor que hasta hace dos días quería denunciar el Concordato con la Santa Sede y que protestaba por las banderas a media asta que lucían en algunas instuciones el Jueves Santo.

No fue el único. También Alberto Garzón deseó, desde la laicidad, un feliz Ramadán a todos los musulmanes.

Hay algo que impulsa a esta izquierda casposa y llena de odio a no condenar, o al menos a hacerlo con la boca muy pequeña, la barbarie islamista (o cualquier barbarie en general que sea de su signo político o persiga sus mismos fines), como demuestra ese pacto antiyihadista al que Unidos Podemos se negó a adherirse.



También es posible que todos recordemos ese comentario del eurodiputado Miguel Urbán, en el que afirmaba que los pobres terroristas a veces no les quedaba más remedio que inmolarse. O las continuas justificaciones de los atentados yihadistas. Pongamos ejemplos.

Cada vez que ocurre un ataque terrorista, la izquierda saca a relucir la venta de armas de occidente a los asesinos. Esta es una de las muchas mentiras que llevan años expandiendo como troleros profesionales que son – leer “7 mentiras de la izquierda que crees que son verdad”-. Y como los medios de comunicación les dan coba y no les corrigen, siguen con el embuste hasta que cala totalmente en la sociedad como una verdad irrefutable.

El objetivo consiste en culpar a la sociedad occidental de los ataques que sufrimos y para ello usan varios motivos:

La islamofobia: estamos empeñados en que nos dé miedo el islam, a pesar de que sus valores choquen directamente contra los valores de libertad e igualdad en Europa, (y no quiere decir que no puedan convivir en Europa, ojo, se puede convivir con ese pensamiento, respetando al que no los tiene). Es cierto que hay muchísimos musulmanes totalmente integrados en nuestra sociedad y que, a pesar de seguir teniendo sus valores y su tradición, no intentan imponértela, pero no son la mayoría.

La venta de armas a los países que albergan terroristas:  a pesar de que absolutamente todos los atentados cometidos en Europa se han perpetrado con armas compradas en Europa en el mercado negro. Es por eso que también el discurso de gente como Marine Le Pen cae por su propio peso al querer cerrar las fronteras para evitar la entrada de terroristas cuando ya los tiene en casa desde que nacieron.

La guerra de Irak: la mayoría de la izquierda, acusa al famoso trío de las Azores de ser el causante de los atentados yihadistas que sufrimos hoy en día. Es otro de esos embustes que ya se han tornado verdad. A pesar de que el primer atentado islamista en Europa fuera en los 80 o a pesar de que el ataque del 11M fuera ideado tres años antes de su ejecución. La guerra de Irak fue en 2003. Todo eso da igual, el ciclón de mentiras de la izquierda es imparable y demasiado abultado para poder desmontarlas. Ya es demasiado tarde.

Volviendo al 11M no hay que olvidar la reacción española ante la masacre porque dice mucho de lo que estamos viviendo hoy en día. Se tomó como algo normal que se acusara de la matanza al Gobierno antes que a los terroristas, es decir, se justificó el legítimo derecho que tenían los terroristas a asesinarnos por haber participado en la guerra de Irak. Se compró ese discurso y gracias a eso el PSOE volvió al poder.



En definitiva, el islam o cualquier religión siempre tiene o ha tenido sus puntos extremistas. Mientras que el cristianismo vivió su particular “yihad” durante la época de la inquisición, el Islam parece haberse quedado anclado sin evolucionar y son más fuertes las voces radicales que aquellas que dicen ser moderadas. Quizás el problema es que no salen a condenarlo con la suficiente contundencia. Si lo hicieran (y no dudo que muchos lo condenden), quizás no existiría esa islamofobia que hace a muchos relacionar al terrorismo con el islam. Y no, los que conocemos el islam sabemos que es absurdo relacionarlo, pero no todo el mundo tiene ni debe conocer esta religión y es injusto acusarlos de islamófobos cuando, en realidad, es un miedo totalmente comprensible y racional.



 

 

 

2 thoughts on “La izquierda y el islam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR