En mi cuerpo mando yo (y en el tuyo también)

En España existe desde hace años un intenso debate sobre el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo, debate que a menudo deja al descubierto la hipocresía y las vergüenzas de gran parte de la izquierda y del feminismo moderno en general. Pues como todos sabemos, la izquierda en España es sinónimo de prohibición y filosofía dictatorial. Pero lo que siempre sorprende del movimiento progresista patrio es su capacidad de envolverse en la bandera de la libertad y llegar a creer que sus ideas constituyen la cima de la liberación y la democracia cuando la realidad es que representan la represión y la falta de libertad. Y si hay un tema en el que todo esto queda patente es en el famoso derecho a decidir sobre el propio cuerpo, ya sea con el aborto, la eutanasia, la gestación subrogada o la prostitución. La izquierda y el feminismo jamás ha defendido el derecho a decidir sobre tu cuerpo, que no os engañen, sino el derecho a que ellos dedidan sobre el el tuyo según consideren si eres imbécil o no para tomar la decisión. Porque una característica principal de la izquierda en España es que trata a sus votantes como auténticos idiotas, los adoctrinan a base de mentiras hasta llegar a creer absolutamente todas las soflamas de sus líderes y despojarlos de toda capacidad crítica hasta el punto de no formarse una opinión propia hasta que el macho alfa del partido se pronuncie sobre la cuestión en particular.

Este colectivo tiene un extraño gusto por la muerte, en otras palabras, apoyan el aborto y la eutanasia, que en definitiva es sinónimo de matar, ya sea acabar con una masa de células, como dicen ellos, o con un feto; y de la eutanasia, que es acabar con la vida de una persona. Pero, en cambio, aborrecen todo lo que signifique crear vidas y para ello inventan todo tipo de argumentos para justificar sus delirantes incoherencias.

Particularmente este humilde (vale, no soy humilde) servidor, es defensor, pero de verdad, del derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, sin excepciones. Estoy a favor de la eutanasia, de la gestación subrogada, de la regularización de la prostitución y, no soy proaborto, pero no me queda más remedio que no estar en contra de esta deleznable práctica por una razón que más adelante explicaré.

 

Aborto

El aborto es el buque insignia de feminismo y de la progresía en general. La moda vigente en los últimos años es declararse proabortista para no ser calificado de rata fascista o voxiano retrógrado y se eleva la interrupción del embarazo a la categoría derecho, que ya sabemos que en España nos encanta inventarnos derechos que no existen, como el derecho de autodeterminación. Pero la verdad es que, de deberes se habla más bien poco. El aborto no es ningún derecho, creo que hay que dejarlo claro y se dice poco. No hay una sola legislación en el mundo que recoja el aborto como tal. Algo que conlleva una intervención médica que provoca la interrupción de la gestación y que provoca daños psicológicos irreversibles en la mujer, jamás puede ser un derecho pero, ¿sabéis lo que sí es un derecho recogido por la Carta de DDHH de la ONU? El derecho a la vida.

Nadie puede estar a favor del aborto y el que lo esté es un auténtico psicópata. Lo que puedes es estar a favor de que alguien pueda decidir sobre su propio cuerpo, es decir, de tomar la decisión de abortar o no. Pero estar a favor del aborto conlleva que a esa persona en cuestión le gusta abortar y disfruta con ello, eso por un lado. Pero por muy deleznable que nos parezca, personalmente jamás lo prohibiría por una sencilla razón: la mujer que quiera abortar lo va a hacer, sea legal o ilegal. Antes de la famosa Ley Aido ya existían por toda España clínicas abortivas clandestinas de dudosa reputación y es obvio que antes de que una mujer decida interrumpir su embarazo en uno de estos lugares, es preferible que lo haga en unas condiciones mínimas de salubridad e higiene y por profesionales cualificados. Ahora bien, creo que es importante encontrar un punto medio entre los que quieren prohibir el aborto y los defensores a ultranza de él. Y es que la sanidad pública solo y exclusivamente debería cubrir el aborto en casos de la antigua ley de supuestos, es decir, malformación, violación o peligro para la madre. El aborto libre fuera de estos tres supuestos NO debería estar prohibido pero jamás financiado por el Estado. La mujer que quiera interrumpir su embarazo porque no le apetezca tener al niño, que vaya a una clínica privada y se lo pague, es así de sencillo.

Hoy en día nadie se queda embarazada por accidente, hablemos claro de una vez. Una mujer que se queda embarazada, exceptuando el caso de violación, no ha usado protección con su pareja, de modo que el aborto no puede ser utilizado como método anticonceptivo. Si el aborto te cuesta dinero, seguramente la próxima vez te lo pensarás dos veces a la hora de hacer eso con lo que se crean bebés.

El 90% de los abortos practicados en España se trata de abortos libres, es decir, por decisión única de la madre sin que medie ninguna otra razón ni médica, ni de violación o cualquier otro motivo y solo el 10% se debe a casos que recoge la antigua ley de supuestos. De este 90%, el 36% afirma no haber usado método anticonceptivo y, teniendo en cuenta que estos tienen una efectividad de casi el 99% y que en caso de fallo existe la posibilidad de comprar en una farmacia “la píldora del día después”, es de cajón que el 74% restante miente, o al menos la inmensa mayoría. Todos los abortos que se practican por la decisión de querer interrumpir el embarazo sin motivo fuera de los supuestos, se han producido por no haber utilizado método anticonceptivo. Es pura lógica.

En resumen, la sanidad pública debe financiar el aborto en casos de violación, malformación del feto incompatible con la vida o peligro para la madre y el aborto fuera de estos supuestos debe ser practicado de forma legal pero en clínicas privadas.

 

Gestación Subrogada

Aquí nos encontramos con una épica batería de mentiras de la izquierda para justificar su rechazo a la maternidad subrogada.

Aclaremos varios puntos:

En España, el único partido que ha presentado un proyecto de ley para regular la gestación subrogada ha sido Ciudadanos, por tanto, la ley que se aprobaría en nuestro país y la que está vigente en la mayoría de países de la UE que la tienen regulada, sería la gestación subrogada altruista, es decir, sin que medie beneficio económico por parte de la gestante. Esto es así en países como Reino Unido, Grecia y ¡oh! Dios mío, también lo reguló el espejo socialista en el que se mira la izquierda española: la colación que gobierna actualmente Portugal.

A partir de aquí las mentiras de la izquierda y el movimiendo femimarxista se suceden a borbotones, pues las falacias que repiten son básicamente tres para justificar su rechazo a la libertad:

  1. Que la mujer no sería libre para gestar al estar sometida a condiciones de precariedad y necesitar el dinero.
  2. Que la mujer es obrera y los ricos usan su vientre para tener hijos
  3. Que el cuerpo de la mujer se mercantiliza y pasa a ser objeto de comercio.

Las tres son falacias en el momento en que la ley que se pretende aprobar en España es totalmente altruista (Leer propuesta de ley de Ciudadanos AQUÍ )

“La presente Ley tiene como finalidad regular el derecho a la gestación por subrogación, entendiendo por tal, el que les asiste a los progenitores subrogantes a gestar, por la intermediación de otra, para constituir una familia, y a las gestantes subrogadas, a facilitar la gestación a favor de los subrogantes, todo ello en condiciones de libertad, igualdad, dignidad y ausencia de lucro, expresivas de la más intensa solidaridad entre personas libres e iguales”.

Pero en caso de que no fuera altruista, según sus detractores cualquier trabajo que implique el intercambio de dinero por un servicio conllevaría la pérdida de libertad por parte del prestador. Por ejemplo, el señor que te vende el pan en la panadería, la cajera que te cobra en el súper o el mecánico que te arregla el coche, serían personas sin libertad. Vamos, que trabajar, te quita la libertad porque necesitas el dinero. A los manteros hay que legalizarlos porque no tienen otra forma de ganarse la vida, aunque realicen una actividad económica ilegal y reciban dinero negro que va a parar a las mafias con productos falsificados que perjudican a los comerciantes y las mujeres no pueden cobrar por gestar porque necesitan el dinero (esto si avalásemos la teoría de que las gestantes subrogadas son pobres)

Tenemos cientos de casos de mujeres que han gestado al hijo de hermanos, de amigos o de sus propios hijos. También debemos presuponer que en estos casos los padres que encargan la gestación son ricos aunque no haya mediado beneficio económico. Todo un sinsentido para justificar su aversión a la libertad y su atracción por el liberticidio.

GS 1 GS 2

En la ley que propone Ciudadanos está perfectamente explicado, pero les da exactamente igual. Mienten y mienten sin parar, es su oficio y no conocen otro.

También es normal que defiendan el aborto por motivos económicos, es decir, porque la madre es pobre y lógicamente es mejor matar al niño para que no viva en la miseria como si nuestro país fuera Ruanda, pero no les parece bien gestar a un niño por motivos económicos. Aquí falla algo, ¡ah, sí! La coherencia.

En el caso de que la GS no fuera altruista, la mujer tiene muchísimas otras opciones para no ser pobre que gestar al hijo de otro. Si lo hace es de forma voluntaria y no porque la obliguen dos burgueses. Así que, querido progre, sí, eres un liberticida.

Prostitución

Aquí nos encontramos el ejemplo más claro de la famosa frase “en mi coño mando yo”, pues como he dicho muchas veces, en tu coño no mandas tú, manda la inquisición femiloca y marxista. Ya que te permiten mandar en tu vagina si es para abortar pero no si quieres gestar un niño o quieres prostituirte libremente. La prostitución en España es una actividad alegal, no ilegal, por tanto las prostitutas y prostitutos (que también los hay), están abocados al ostracismo y a las mafias por ejercer una profesión no regulada y por la que no cotizan. La prostitución es intolerable sobre todo para el PSOE, aunque luego se vayan de putas con el dinero de los parados. No pasa nada, un desliz lo tiene cualquiera.

psoe

Hay muchísimas asociaciones de prostitutas que ejercen la prostitución libremente, que quieren cotizar por ello y tener una cobertura social como todo ciudadano pero la izquierda no les deja, ¿será porque les sale más barato y no pagan el IVA? No, no creo que sea eso porque les gusta pagar impuestos para mantener la sanidad y la educacion, ¿no?

En definitiva, que la izquierda, tan liberal a veces, se vuelve puritana siempre en temas sexuales. Es inadmisible que una mujer cobre por follar. Prohibamos las películas porno repletas de mujeres que cobran por… un momento, sí, ¡por follar!

Eutanasia

Aquí encontramos otro ejemplo de atracción hacia la muerte, la izquierda cada vez se parece más a una película de Destino Final. Como ya he explicado, regular la eutanasia me parece un tema pendiente en España desde hace muchos años y si no se ha aprobado aún simplemente ha sido porque a nuestros políticos no les ha salido de sus órganos sexuales, ya que el mantra de ahora es culpar al PP de bloquearlo, cuando el PSOE ha gobernado 21 años y gobierna actualmente con una amplia mayoría que le habría permitido hacerlo, pero ni ellos se creen su propia ley y tienen que buscar un culpable. Mejor usar los decretazos para exhumar a Franco.

 

Pues esta es la realidad de la hipocresía de nuestra izquierda feminista, bueno, de nuestra izquierda en general, en temas referentes al uso del propio cuerpo que cada uno quiera hacer, pues, en base a ideología y prejuicios, decidirán que es lo mejor para ti y no te dejarán capacidad de elección ni libertad, ya que el Estado es mucho más inteligente que tú, eso debes tenerlo siempre claro.

 

 

 

2 thoughts on “En mi cuerpo mando yo (y en el tuyo también)

  • 7 abril, 2019 en 18:04
    Permalink

    Hola Isaac. Verás, yo soy anti abortista. He leído tu artículo sobre este tema y aunque estoy de acuerdo con la mayoría de cosas que dices, me gustaría plantearte algo. Frente a todos esos casos de mujeres que quieren abortar e incluso en aquellos casos de violación en los que es comprensible que la madre biológica no quiera quedarse con el hijo,¿ no sería más facil, antes que despenalizar el aborto, ofrecer la posibilidad a que den a esos hijos en adopción?. No manejo datos sobre ello, pero estoy seguro de que son cientos, sino miles, las parejas que no pudiendo tener hijos, acuden a otros países (China, Rusia, India, etc), incluso pasando meses y años de trámites para poder adoptar un niño de allí. ¿No sería más lógico ofrecerles uno de los que no quieren de aquí? Para mí con ello arreglarías 3 problemas de una sola vez: 1º La madre biológica no tendría que hacer frente a la crianza de un niño que no quiere tener. 2º El bebé no es asesinado y tiene la oportunidad de vivir. 3º Unos padres que no podían tener hijos ahora lo tienen de manera más fácil y rápida. Esto lo he planteado en otros foros de feministas y me han puesto a caldo. Me gustaría que me dieras tu opinión sobre ello y si te apetece, me gustaría que hablaras de ello en un video. Muchas gracias y enhorabuena por tu canal, me parece de lo mejor de Youtube.

    Responder
  • 7 abril, 2019 en 15:33
    Permalink

    como siempre, brillante,, la hipocresia, la incoherencia y el de doble discurso de las izquierdas,, , tratandonos como si fuéramos discapacitadas . sin criterio,

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR